60 segundos para enfocarte y aclarar tu mente.

Internet-Minute-300x300Atender y poder concentrarse es fundamental para realizar eficientemente cualquier actividad humana. Sin embargo, naturalmente nuestra mente suele divagar y salirse de foco. En este sentido, la buena noticia es que nuestro cerebro es maleable. Es decir, que este cambia constantemente como resultado de las diferentes experiencias que tenemos en el día a día. A este fenómeno se le conoce como neuroplasticidad y nos la oportunidad de literalmente cambiar la forma en que funciona nuestro hardware.

Y, ¿qué capacidad nos interesa actualizar y optimizar?

Bueno, no solo de la de poder concentrarnos con más facilidad, sino la de hacerlo incluso en momentos de gran estrés o presión con una atención sostenida y flexible sobre lo que sucede en el momento a momento. Adicionalmente, re-direccionar nuestro foco al presente nos permite recuperarnos más rápido de cualquier dificultad, obstáculo u inconveniente, así como regular más adecuadamente nuestras emociones.

Es por eso y para empezar a desarrollar estás habilidades, que te dejo un sencillo ejercicio que te tomará tan solo 60 segundos de tu día, y si eventualmente lo conviertes en un hábito, cada vez más constante, ya verás como el músculo de la atención se fortalece y entonces podrás desempeñarte en tus diferentes actividades con más claridad y dirección.

Ojalá que te sea de utilidad.

  1. Proponte que cada vez que vayas iniciar una actividad como escribir un artículo o un reporte, una junta de trabajo, una conferencia o clase, una rutina de ejercicio o tu día en general, solo por mencionar algunos ejemplos, dedicaras un espacio para preparar y aclarar tu mente.
  2. Pon en tu celular una cuenta atrás de un minuto.
  3. Ahora simplemente DATE CUENTE de tu respiración, ya sea en la punta de la nariz y labio superior o en el abdomen (en donde puedes colocar tus manos para notar como este se infla y desinfla con cada inhalación y exhalación)
  4. Al hacerlo, lleva toda tu atención a las sensaciones que produce el respirar.
  5. Si eventualmente tu mente se desconcentra no te preocupes; cualquier pensamiento que llegue y que nada tenga que ver con lo que estás haciendo en ese momento obsérvalo, DATE CUENTA que divagaste y regresa tu atención a las sensaciones del cuerpo.
  6. Tiempo. Ahora puedes comenzar tu día y/o actividad con una mente más tranquila y clara.
  7. Puedes realizar este ejercicio a lo largo de una semana para ver cómo te funciona y si te es agradable y de beneficio, entonces intenta adoptar éste hábito a las diferentes actividades de tu vida cotidiana.

 Y tú, ¿tienes 60 segundos?

José Manuel Guevara S.

Twitter: jmguevaras

Facebook: En Busca De Antares

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s