La fórmula de la felicidad

202696430_640Esta semana y motivado por el documental Happy, quiero retomar el tema de la no permanencia de nuestras emociones placenteras y aflictivas. Y es que por un lado, solemos creer que un gran acontecimiento o logro nos dará felicidad, pero la realidad es que esa emoción durará mucho menos de lo que nosotros imaginamos. De hecho, a veces disfrutamos más imaginando lo que podría ser alcanzar esa gran meta o vivir ese momento (algo que nos desconcentra del presente), que en verdad consiguiéndola o viviéndolo.

En contraparte, nos es común tenerle reserva y hasta temor a los fracasos o desdichas de la vida por los pensamientos, emociones y sentimientos que podemos llegar a tener a consecuencia de un revés o un momento amargo, pero de igual forma, la realidad es que esas ideas y sensaciones aflictivas durarán mucho menos de lo que nosotros imaginamos. De hecho y en el mismo orden de ideas, a veces sufrimos más imaginando lo que podría significar una adversidad o una perdida (algo que nos desconcentra del momento presente), que cuando está realmente se presenta en nuestras vidas.

En otras palabras y como dice el Dr. Daniel Gilbert, autor de “Stumbling on Happiness” en este bonito y recomendable documental:

“Mucho de lo que creemos sobre las causas de la felicidad simplemente no es cierto. La gente sobreestima el impacto que las situaciones positivas o negativas tendrán más adelante en sus vidas. Las personas creen que si les pasa algo bueno, estarán en éxtasis y que la alegría les durará una larga temporada. De hecho, sí están extasiados, pero la alegría dura poco. La gente también piensa que si les pasa algo malo, como romper son su pareja, perder un partido de fútbol, que les echen del trabajo…estarán destrozados y que ese sentimiento durará por un largo periodo, pero la verdad es que esa sensación dura realmente poco. Por lo general, las personas lo hacen realmente bien cuando las cosas no están saliendo bien. Suena como la letra de una canción country, pero resulta que es verdad”.

Así que a lo largo del año busquemos no asumir erróneamente que en cada momento, circunstancia o hecho está en juego nuestra felicidad o infelicidad. No, intentemos vivir sabiendo que suceda lo que suceda, bueno o malo, simplemente pasará. Tener consciencia de esto creo que no sólo nos ayudará a gestionar más adecuadamente nuestras emociones, sino que nos permitirá enfocarnos en lo que verdaderamente importa: el presente.

De igual forma y cuando las cosas se compliquen, recordemos que no solo ese momento amargo eventualmente llegará su fin, sino que en esa dificultad existe una gran oportunidad para crecer como profesionales, pero también como seres humanos.

Y por últimos, si la felicidad no está en un gran logro, éxito o experiencia, ¿dónde está?

Buenos, los dejo con otra extraordinaria reflexión del documental Happy (Disponible en Netflix) para contribuir a dar respuesta a esta pregunta que ha estado presente desde los albores de la humanidad:

“La fórmula de la felicidad no es igual para todos, pero la buena noticia es que las cosas que realmente nos gusta hacer, son los pilares de una vida feliz: jugar, experimentar cosa nuevas, amigos y familia, hacer cosas que tienen significado, apreciar lo que tenemos; estas son cosa que nos hacen felices, y son gratis. Y en cuanto a la felicidad, cuanto más tiene tú, más tiene todo el mundo”

José Manuel Guevara S.

Twitter: jmguevaras

Facebook: En Busca De Antares

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s