Aprender a atender la respiración es aprender a atender las emociones y sentimientos (propios y ajenos).

“…el poder transformador de la respiración nunca cesa de impresionarme” Susan Kaiser

indexLa semana pasada escribí sobre porqué el flujo natural del respirar es una herramienta ideal para entrenar la mente o, como también dice Susan Kaiser en “The Mindful Child”, respirar es la cosa más natural del mundo, es el fundamento de nuestras vidas. Lo hacemos sin pensarlo, pero profundizando en el poder de este sencillo acto, podemos gestionar mejor el estrés y vivir vidas más felices.

Pero fue precisamente leyendo a esta extraordinaria educadora estadounidense que puede entender que atender la respiración (tanto propia como la de los demás), es algo todavía más poderoso y significativo para nuestras vidas.

Y es que así como James Gardner derrota en Maverick a una sensual mujer que buscaba hacerle un bluff a través de escuchar atentamente su respiración (“Retienes la respiración. Lo haces cuando estás emocionada”), Kaiser también se ha entrenado para atender las inhalaciones y exhalaciones de sus hijos y de las personas con las que se relaciona (claro que con otros fines mucho más significativos que ganar una partida de póker).

Con lo anterior, Susan ha encontrado una puerta para entender mejor las experiencias internas y externas de sus hijos.

Si tomamos tiempo para observar la velocidad, la profundidad, el ritmo y la intensidad de la respiración de nuestros hijos, está nos trasmitirá su sentir (emociones y/o sentimientos) e incluso nos podría indicar posibles problemas de salud. La respiración de nuestros hijos nos puede dar una idea de su experiencia intrapersonal de desde adentro hacia afuera” Susan Kaiser

Pero también una extraordinaria herramienta para cultivar relaciones más conscientes y sanas, tanto con ellos (sus hijos) como con otras personas.

Yo tomé lo que había aprendido de mis hijos y empecé a hacerlo en otras relaciones también…la respiración no es solo un mensaje intrapersonal de sus vidas. Esta también nos habla de las experiencias interpersonales—por ejemplo, la relación contigo, con sus hermanos, con figuras de autoridad, con compañeros y con el mundo social en general.” Susan Kaiser

Y es que a fin de cuentas, la respiración es parte de nuestra comunicación no verbal. Así que como dice Susan Kaiser, si poco a poco vamos entrenando nuestra atención para tomar consciencia del flujo natural del respirar, tanto en nosotros como en los demás, poco a poco también iremos desarrollando la habilidad para detectar, interpretar e interactuar mejor con nuestras emociones y sentimientos, así como las de nuestros familiares, amigos o compañeros de trabajo.

Puedes llegar a ser más conscientes de esto a través de simples actos, como tomar un momento en el dormitorio de tus hijos para verlos tranquilamente y respirar con ellos antes de que los despiertes para ir a la escuela. Puedes observar la respiración de tu pareja para tener una idea de lo que él o ella están sintiendo…Puedes conectar profundamente con un padre enfermo dejando por un momento de lado los pensamientos o emociones que podrían estar en tu mente para sintonizar con su respiración. Con simplemente parar un momento para notar la respiración de otra persona, podemos obtener ciertas señales (que omitiríamos de otra manera) de qué es lo que pasa por su cabeza.” Susan Kaiser

José Manuel Guevara S.

Twitter: jmguevaras

Facebook: En Busca De Antares

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s