El lado oscuro del mindfulness.

anakin_vader

Solo a través de la completa concentración podemos aspirar a la excelencia en cualquier actividad que emprendamos. Es por eso que a lo largo de dos años he escrito, promocionado, divulgado e insistido en la importancia de acercarse a la práctica de la atención plena (mindfulness) como una gran oportunidad para desarrollar nuestros potenciales y cultivar una estabilidad mental y emocional.

Sin embargo, la semana pasada asistí a un seminario impartido por Marcia Binder Schmidt y algo que mencionó me aterró:

-“En la actualidad el ejercito de los Estados Unidos quiere entrenar a los soldados en la práctica del mindfulness para que maten mejor”.

Así es, está milenaria técnica para enfocar y desarrollar voluntariamente una atención flexible y sostenida está de moda y ahora esa mal intencionada, antiética y deshonrosa creatividad de la que es capaz nuestra especie busca como usarla en beneficio de unos cuantos.

Ya en la película “Sin Límite” (Limitless), el director y los escritores nos habían dado una probadita de lo que una mente completamente auto-centrada era capaz de realizar con una habilidad como la de la atención plena. Pero en esta ocasión la realidad ha superado a la ficción y el tan solo imaginar a un soldado que medita para mejorar su desempeño en el campo de batalla me enferma, me da asco y me recuerda que cuando el ego gobierna, el ser humano es capaz de destruir hasta lo más preciado.

Y quizá lo más triste es que no debiera sorprendernos; a diario algo similar sucede en cientos de centros tecnológicos que en lugar de buscar la cura a una terrible enfermad o fuentes alternativas y limpias de energía, desarrollan armas de destrucción cada vez más letales y poderosas.

No por nada el Dalai Lama ha hablado de urgencia de inculcar principios éticos universales, más que religiosos. Y es que según el líder espiritual del budismo tibetano nuestra supervivencia ha dependido, y lo seguirá haciendo, de nuestra bondad básica como seres humanos. En el pasado, el respeto que las personas tenían por su religión las ayudaba a mantener la práctica ética mediante una mayoría que seguía una u otra religión. Hoy en día, con la creciente secularización y globalización de la sociedad, debemos hallar un modo que trascienda la religión para establecer consenso en cuanto a lo que constituye una conducta negativa y positiva, a lo que es correcto y erróneo y a lo que es apropiado e inapropiado.

A grandes rasgos y hace aproximadamente 2,500 años, cuando el buda histórico (Siddhārtha Gautama) actualizó los potenciales de lo que hoy conocemos en Occidente como mindfulness, indicó que esta práctica era principalmente una herramienta para poder pasar a reflexionar con claridad y profundidad—sin distracciones— sobre lo que verdaderamente era importante en la vida a través de Vipassana[1].  

Pero evidentemente ese nos es el objetivo de desarrollar la atención plena en un militar. No. Una vez más está sociedad occidentalizada demuestra que está programada para pensar en el corto plaza, en la gratificación inmediata y el bienestar de los míos y de nadie más.  

Es por lo anterior que quienes estamos inmersos, de una u otra forma, en el estudio,  la investigación, divulgación, enseñanza y práctica de la atención plena tenemos una gran responsabilidad ética ante nosotros. Como mencioné al principio de este texto, cualquier actividad y profesión se puede beneficiar del mindfulness, pero no cualquier persona tiene la madurez y la sabiduría para aprenderla y ponerla práctica, no solo en su propio beneficio, sino principalmente en el de los demás.

Atención plena y consciencia no es lo mismo (la primera debe contribuir a generar la segunda). Y cualquier programa, capacitación, taller o lo que fuere de mindfulness que no contemple aspectos como el altruismo, la empatía y la compasión, es oportunismo por no llamarle basura.

José Manuel Guevara S.

Twitter: jmguevaras

Facebook: En Busca De Antares

Entradas Relacionadas:

Fuente Consultada:

  • Ética para el Nuevo Milenio S.S. el Dalai Lama http://dalailamafoundation.org/dlf/es/documentos/Guia-de-estudio-ENM-espanol.pdf

 

[1] Al estar la práctica del Vipassana enfocada a entender la impermanencia, insatisfactoriedad, e insustancialidad de los fenómenos, esta da una especia de guía ética al practicante pues con el tiempo entiende que en el ego y el apego no hay nada beneficioso para él. http://enbuscadeantares.com/2014/01/03/el-lado-obscuro-de-la-inteligencia-emocional/

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s