Si eso hizo por Djokovic en Wimbledon, ¿Qué puede hacer por ti en esa presentación?

Los nervios, el estrés y la ansiedad ante un compromiso importante son normales; son humanos. Por eso siempre digo que no se trata de vencerlos, ocultarlos o reprimirlos, sino de reconocerlos, aceptarlos, obsérvalos y finalmente, dejarlos pasar.

En el mismo orden de ideas, en su libro “Los secretos del ganador”, Novak Djokovic habla de la importancia que la práctica de la atención plena (mindfulness) ha jugado en su vida y en el despegue de su carrera deportiva.

 “Hay un método importante que utilizo para conservar mi nivel de energía, incluso cuando se filtran sentimientos negativos. Los psicólogos lo llaman estado de atención plena…se trata de un tipo de meditación en el que, en vez de tratar de silenciar tu mente o hallar la “paz interior”, permites y aceptas tus pensamientos tal como vienen, objetivamente, sin juzgarlos, mientras eres consciente de ese momento en tiempo real. La objetividad es la clave”.

Es por eso que el pasado domingo, cuando se jugó la final del torneo de tenis más importante del mundo, preste especial atención al comportamiento del tenista serbio en los tiempos muertos del partido (que es cuando la mente puede llenarse de recuerdos, de errores cometidos, oportunidades desperdiciadas o de fantasías, escenarios a futuro, posibilidades, etc.).

Y efectivamente, si uno observa con atención a Djokovic durante un encuentro podrá reconocer ciertas señales que nos hablan de la práctica de la atención plena en pleno partido.

¿Qué gana con esto el ahora flamante campeón de Wimbledon y nuevo número uno del rankig mundial?

Bueno, pues algo que es fundamental para alcanzar un equilibrio mental y emocional y por ende, la excelencia. Novak asegura que con esta técnica ha comprendido “que las sensaciones físicas que se están registrando son reales, pero los pensamientos de la mente no lo son, son solo invenciones, tu objetivo reside en discernir entre ambos”.

En la final contra Roger Federer, Djokovic pasó por momentos por demás complicados; situaciones en las que no pocos se hubieran dejado vencer o al menos hubieran disminuido considerablemente su desempeño porque su mente no deja de afligirles, recriminarles y exigirles incesantemente. Sin embargo, tal parece que el serbio fue congruente con lo que menciona en su libro:

Después de practicar meditación durante un tiempo, algo encajó…así es, sencillamente, cómo funciona mi mente. Malgasté mucho tiempo y energía en ‘mi desbarajuste interior’, o como se le llame. Estaba tan centrado en esta batalla interna que perdí de vista lo que estaba ocurriendo a mi alrededor, lo que ocurría en ese momento”.

Ahora, si bien no todos somos tenistas profesionales, la verdad es que todos los días nosotros también jugamos set, break y match points en nuestro plano profesional. Y entonces la pregunta obligada es ¿Qué ínsita la mente en ti ante un problema, un nuevo reto o un momento crítico como puede ser una presentación, un discurso o una entrevista?

Si la respuesta es tensión, nerviosismo y ansiedad. No te preocupes, eso quiere decir que eres humano. Pero si esos estados también van acompañados de una incapacidad para concentrarte, para hilar las ideas, de pérdida de memoria, de nauseas o simplemente de un estado mental de angustia que se vuelve verdaderamente molesto, incómodo y que detona una batalla en tu interior, entonces sería importante que empieces a revisar introspectivamente por qué se generan estás reacciones en ti. De lo contrario, es muy probable que el autosaboteo aparezca en esos momentos determinantes y que no puedas aprovechar las oportunidades que se te presentan.

Lo anterior es especialmente crítico si consideramos que en este mundo vertiginoso muchas veces solo contamos con esa presentación, con esa entrevista, con ese discurso o con ese brevísimo periodo de tiempo para vender, convencer, seducir y persuadir a nuestros interlocutores.

Finalmente, si bien con el tiempo y la repetición de las experiencias los nervios, el estrés y la ansiedad suelen disminuir su intensidad ante cierta actividad específica, la realidad es que la vida está repleta de nuevos retos y de nuevas “por primera vez”. Entonces, es ahí cuando por mucho callo que tengamos, solemos pagar el uso de suelo y nuestro desempeño puede verse afectado por lo que provoca la mente en nuestro estado emocional. Es por eso que cualquiera que sea nuestra profesión, nuestras aptitudes o trayectoria profesional, familiarizarse con una práctica como la de la atención plena no tiene desperdicio y puede marcar la diferencia entre mantenerse el partido o dejarse llevar por las aflicciones mentales.   

José Manuel Guevara S.

Twitter: jmguevaras

Facebook: En Busca De Antares

Fuente Consultada:

En @ecvida: La meditación, de moda: el sacerdote y el científico sobre cómo detener la infelicidad http://www.elconfidencial.com/69640/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s