El Niño Atento”, segunda parte.

En la primera parte de esta reseña sobre la conferencia “El niño atento” de Susan Kaiser, mencioné que el objetivo de desarrollar la atención plena (mindfulness) en un niño o en un joven es que este pueda aplicarla libremente en cada una de las situaciones de su vida cotidiana. De igual forma, hablé de las tres primeras esferas de la metodología de esta educadora: Parar, Concentrarse y Elegir.

(…) se busca es que el niño o adolecente se de cuenta de que está por hacer algo de lo que se puede llegar a arrepentir, que conscientemente haga una pausa y entonces elija cómo proceder.  

IMG_1396 (800x600)
Foto por: Dr. Hugo Prado Alcántara Médico General / Investigador

Ahora es hora de movernos a al siguiente pilar ético (cultivar cualidades y conductas positivas) y a los siguientes esferas. Pero antes de hacerlo, retomemos el ejemplo de la pecera o la bola de cristal que representa a nuestra mente y dejemos que sea la propia Kaiser quien explique esta metáfora.

Durante la conferencia, la autora de “The Mindful Child” dijo al concluir una explicación muy similar a la del video anterior, que seguramente muchos de nosotros estaríamos preguntándonos si un pequeño o pequeña serían capaces de captar el significado de esta alegoría. Entonces, Susan nos sorprendió a todos proyectando un audiovisual en donde un niño de aproximadamente 6 o 7 años jugaba (y narraba lo que estaba haciendo) con una pelota (llena de diamantina morada) hasta que la claridad se perdía casi por completo. Pero inmediatamente después, el infante dejó de agitar la esfera y simplemente la observaba explicando a la cámara cómo esta eventualmente recuperaría su claridad si esperaba con paciencia. De pronto, el niño también comenzó a enfocarse en sus propias sensaciones hasta que la diamantina se asentó por completo y la claridad estaba de vuelta.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Nuestro cerebro emocional es mucho más rápido que el racional y cuando una emoción toma por asalto el primero, una reacción inconsciente e instantánea es lo que suele seguir. Lo anterior es resultado de millones de años de evolución humana y en donde las emociones fueron erigidas por la selección natural para la supervivencia de nuestra especie. Sin embargo, el ambiente en el que evolucionaron nuestros antepasados ha cambiado radicalmente (en términos generales, nuestra supervivencia ya no está tan en juego como antes) y si bien las emociones aún nos son de cierta utilidad, el hemisferio derecho de nuestro cerebro no es el adecuado para la solución de problemas (algo que ahora es más “común”, prioritario y a lo que nos debemos enfrentar en la casa, la escuela, el trabajo, etc.).

Es por lo anterior que las siguientes esferas son Aquietar y Observar. Y es que una vez que logramos calmar nuestra mente, podemos ver con más claridad diferentes alternativas que quizá en el furor de la emoción no habíamos considerado. En otras palabras, que la atención plena ayuda a acallar la mente emocional.

IMG_1433 (800x600)
Foto por: Dr. Hugo Prado Alcántara Médico General / Investigador

Sin embargo, probablemente lo más impresionante de desarrollar esta habilidad (mindfulness) es que llegará el momento en la claridad será tal, que uno puede ser capaz de percatarse cuando una emoción está llegando y entonces decidir cómo actuar en lugar de ser víctimas de la emoción y primero tener aquietar la mente para luego proceder de una forma más adecuada.

IMG_1442 (800x600)
Foto por: Dr. Hugo Prado Alcántara Médico General / Investigador

Claro que como para desarrollar cualquier habilidad, la Práctica es algo esencial y en el caso de los niños, Susan Kaiser recomienda que esta sea breve pero con muchas repeticiones. Por ejemplo, en un momento de convivencia podemos empezar por explicar la metáfora de la esfera al pequeño o la pequeña o enseñarle a contar hasta 10 con respiraciones profundas a manera de juego. Después, podemos motivarlos a que antes de que comience a realizar una actividad cotidiana como la tarea o la práctica de un deporte, él o ella realicen el ejercicio de la pelota o cuenten hasta 10  explicándoles que este les ayudará a concentrarse mejor y tener un mejor desempeño. Y finalmente, si un día los notamos particularmente ansiosos o enojados, también podemos invitarlos a hacer estos ejercicios ahora haciendo énfasis en que este los hará sentirse mejor.

Por último, es muy importante insistir en que la Práctica es fundamental. De hecho, en la conferencia Kaiser mencionó que junto con la Visión del mundo y Comunidad (dos elementos que abordaremos más adelante) se integran las tres patas del banco que sostienen esta forma de vida; y es evidente lo que sucede cuando una de las patas se rompe.

IMG_1448 (800x600)
Foto por: Dr. Hugo Prado Alcántara Médico General / Investigador
IMG_1453 (800x600)
Foto por: Dr. Hugo Prado Alcántara Médico General / Investigador

Dentro de la metodología de la autora de “The Mindful Child”, hasta aquí es donde se trabaja con los niños y lo que corresponde a los adolescentes, lo veremos en una siguiente reseña.

 Continuará…

José Manuel Guevara S.

Twitter: jmguevaras

Facebook: En Busca De Antares

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s