Colosio: el gran héroe que nunca fue.

Cuando Colosio murió yo era muy pequeño pero recuerdo que aquella noche, y cuando aún se debatía entre la vida y la muerte, yo recé por él.

¿Por qué? Bien lo no sé. Supongo que algo tuvo que ver que yo pensaba que gente lo quería mucho. Al menos esa impresión me dio aquella tarde en donde justo antes de recibir los balazos, cientos de personas se jaloneaban para intentar acercarse y robarle un saludo al candidato.

Colosio vendía esperanza como candidato y hoy la sigue vendiendo como mártir.

Pero, ¿qué hubiera sido si aquel hombre hubiera dirigido las riendas del país?

No lo sé; nadie lo sabe. Pero lo que sí sé es que no tenemos razones de peso para asumir que Colosio hubiera sido nuestro gran presidente. Y es que como en cada elección, los candidatos nos venden un discurso que sólo en los hechos puede encontrar congruencia; los de Colosio, evidente, triste y lamentablemente, no pudieron llegar.

Y sí, sé que muchos argumentan desde el quién era Colosio como persona, quién era como compañero de trabajo, quién era como padre y quién era como esposo, pero, ¿qué diferencia lo anterior de la imagen que todos los políticos nos quieren vender elección tras elección?

“La familia perfecta, el padre abnegado, el profesionista responsable y el mexicano comprometido y orgulloso”

Colosio simplemente fue el gran líder que nunca fue y sin embargo, el PRI hoy sigue utilizando a su mártir consentido para exaltar los grandes valores tricolores, para convocar a la unión del gran partido de México y para demostrar su gran compromiso con el futuro de este país.

¿”¡Colosio sigue vivo!”?

Por supuesto que sí, pero sólo como una imagen, como una ilusión y como un discurso construido para chantajear emocionalmente a quién se deje. Y es que así como aquella noche yo recé por Luis Donaldo asumiendo por el comportamiento de la gente que él era una gran persona, hoy muchos se dejan llevar por ese sentimentalismo que el PRI ha impregnando alrededor de la imagen de Colosio y no se detienen pensar en los argumentos que inspiran la devoción al gran héroe.

José Manuel Guevara S
Twitter: jmguevaras

Anuncios

One thought on “Colosio: el gran héroe que nunca fue.

  1. La vida política es una entretejido exquisito de mentiras, hipocresía, verdades, veracidades, héroes y villanos. Explotar la imagen de un líder pudiera servir como ejercicio de análisis propio y nada más. A unos años de la muerte de Colosio, sólo queda sentimiento vacío. Indignación y vacío.

    Excelente entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s