“El deporte tiene un gran peso en la sociedad”. Y, ¿en México?

Futbol_de_mexico_by_wardlarson1En mi experiencia.

El otro día y pensando en una de las enfermedades más comunes de nuestro tiempo, la depresión, me pregunté si alguna vez yo había sufrido en el algún grado de este desequilibrio de la mente.

Entonces, rápidamente recordé mi adolescencia y en específico cuando con mi familia me mudé a Querétaro. Nunca he sido una persona de muchos amigos, pero en aquel momento había un grupo de personas con las que realmente disfrutaba compartir aquellos días. Es por eso que el cambió no lo recibí de la mejor manera: me enoje con mis padres y posteriormente la nostalgia y la tristeza invadieron mi sistema.

De la emoción pase al sentimiento y del sentimiento a un estado de ánimo cabizbajo y melancólico que se volvió cotidiano. Me aísle de mi familia y me pasaba los días en frente de una computadora o al teléfono platicando con mis amigos. Es cierto, en ningún momento sentí que mi vida perdiera sentido (ni mucho menos), pero me sentía incapaz de cambiar mis condiciones de vida, de alejar de mi mente los pensamientos que me perturbaban, me negaba a adaptarme y era incapaz de atender el aquí y el ahora; evidentemente estaba algo deprimido.

Sin embargo, al hacer esta rápida introspección y retrospectiva de mi vida, también me percaté que hubo algo que nunca cambio en mí. Las personas con un grado de depresión más alto pierden por completo el gusto y las ganas por realizar las actividades que nos producen gozo; en mi caso, jamás perdí el interés por jugar al tenis. De hecho, creo que este deporte fue mi refugio; un lugar en donde a diario podía olvidarme de los triviales problemas que mi inmadurez agrandaba; un lugar en donde encontraba motivación, retos, alegrías y en donde podía desarrollar una visión a largo plazo; un lugar en donde verdaderamente me podía enfocar del presente.

Los beneficios del deporte.

Recientemente y motivado por la muerte de Nelson Mandela, Roger Federer dijo que “…el deporte es una gran herramienta educativa…el deporte tiene un gran peso en la sociedad. Si se lo utiliza bien, es un instrumento muy potente”.

Y es que el deporte, sin importar al nivel que se compita, ayuda a los individuos a desarrollar habilidades como una ética de trabajo y disciplina; no enseña a gestionar errores, a manejar la adversidad, a adaptarnos ante los obstáculos y gestionar eficazmente el estrés físico, mental y emocional; nos da herramientas para aprender a recuperarnos después de una derrota y para resolver problemas; no ayuda a estimular nuestras capacidades sociales a través de la interacción y la comunicación; nos ofrece diversión y sentimientos saludables.

Y ¿en México?

Sin duda, todas las anteriores son cualidades que podrían contribuir a combatir los males que aquejan a nuestra actual sociedad mexicana (especialmente a la juventud): violencia, pandillerismo, drogadicción, depresión, suicidios y obesidad, entre algunos otros.

Pero lamentablemente y de cara al 2014, el compromiso de Enrique Peña Nieto con el deporte parece ser más de discursos que de realidades. Y es que tan sólo la Conade—y con ejemplo se predica—, máximo órgano de la actividad física en nuestro país, sufrió por segundo año consecutivo una considerable reducción de su presupuesto.

Es la primera vez que, en ocho años, los legisladores no otorgan un presupuesto “histórico”, es decir, un incremento multimillonario anual, como venía sucediendo desde que en 2006 Carlos Hermosillo fue designado director de la Conade” Proceso

El pasado noviembre, la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de presupuesto que el gobierno federal le envió. Contrario a sus promesas, la Conade tendrá cerca de 43% menos de presupuesto para 2014. El mensaje de énfasis en el deporte se ha quedado solo en la teoría. En la práctica, los recortes al presupuesto disponible para la dependencia han sido de casi la mitad en comparación con 2012. Específicamente, la Comisión Nacional de la Cultura Física y Deporte tendrá 42.8% menos. La nueva designación también afectó al sector cultural, otro de los estandartes en el mensaje central durante la campaña presidencial de EPN” Sin Embargo.

En fin, tal parece que a la Administración Federal una vez más le ha faltado visión para observar las ventajas sociales que el deporte podría traer para los mexicanos; tal parece que una vez más todo ha quedado en palabras y no en hechos; forma, pero no fondo. Y es que como declaró Nelson Vargas al diario Excelsior sobre este tema: “Les importa que en sus seis años haya medallistas, y no hacer crecer al deporte”.

En otras palabras, les importa que la gente perciba que el actual gobierno fue exitoso en materia deportiva, pero no que grueso de la ciudadanía se beneficie de las bondades de la actividad física.

José Manuel Guevara S.

Twitter: jmguevaras

Facebook: En Busca De Antares

Fuentes Consultadas:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s