Reseña “El Corazón Bondadoso”: Jesús, un auténtico bodisatva. 1ª Parte.

1005790_10151759875550742_1069985162_n

El Dalai Lama visitará nuestro país del próximo 11 al 16 de octubre y en palabras de Tsewang Phuntso, representante del líder espiritual del budismo tibetano para América Latina, la visita se da en un momento en el que “se requiere la promoción de la paz” y el inicio de “la construcción de diálogo” entre diferentes culturas, como lo es la budista y la católica en México.

El objetivo principal un encuentro con la cultura Católica de México“, dijo Phuntso

Es por lo anterior, que en esta ocasión quiero, y considero oportuno, compartir con todos ustedes una reseña del libro “El Corazón Bondadoso. Una visión budista de las enseñanzas de Jesús”.

En la primera parte de la década de los 90´s, el Dalai Lama recibió una invitación para participar en el “Seminario John Main” comentando algunos pasajes seleccionados de los Evangelios. El líder espiritual acepto la invitación y en 1994 se llevó a cabo este importante encuentro interreligioso.

El presentador y moderador de este inédito evento fue el padre Laurence Freeman, un monje benedictino que dirige la Comunidad Mundial para la Meditación Cristiana, y quien reconoce en el la introducción de la obra que la intención inicial no era publicar un libro sobre el encuentro. Sin embargo y ante los resultados del mismo, el padre sintió la necesidad de compartir con más personas las enseñanzas que el Dalai Lama les había compartido.

(…) Tal vez el Dalai Lama no sepa gran cosa “sobre” los Evangelios, pero lo cierto es que, habiendo sido entrenado como monje budista, su conocimiento y profunda evolución espiritual le permitieron comprender las ideas y símbolos cristianos como si realmente estuvieran familiarizados con ellos…Como resultado de todo ello, los cristianos que participaron en el seminario se sorprendieron al advertir que un budista les ayudaba a descubrir nuevos significados en las historias y relatos con los que estaban familiarizados desde la infancia…nos sorprendimos de que un budista pudiera ayudarnos a profundizar nuestra fe.

De igual forma, Freeman asegura que este intercambio marcó un referente de cómo deben abordarse los diálogos e incluso los debates entre las diferentes creencias y religiones existentes.

(…)Este libro subraya la importancia de ese diálogo para el futuro del mundo, al tiempo que proporciona un modelo de diálogo que puede resultar muy interesante para afrontar el reto de establecer la paz mundial y la cooperación universal en las próximas décadas.

En palabras del monje benedictino, es en la humildad, la admisión de la propia ignorancia y la amistad (“El verdadero amigo no ve más que el corazón de su amigo” San Elredo) donde radica la clave de la no violencia, y es así como ambas tradiciones espirituales (cristianismo y budismo) se sentaron a intercambiar conocimientos en este encuentro; dejando atrás el temor de encontrase con algo diferente y que cuestione los propios paradigmas.

 (…)Si al comienzo de un diálogo admitimos las limitaciones de nuestro conocimiento, son muchas las cosas interesantes que pueden suceder…lo único que podemos perder son nuestros miedos.

(…) la amistad puede respetar y aún disfrutar de las diferencias.

Y es precisamente la intensión de un diálogo provechoso la que motivo al Dalai Lama a participar en este seminario, quien desde el principio y a lo largo del evento fue muy claro en que no tenía la más mínima pretensión de convertir a los asistentes  o de “sembrar la menor semilla de duda” en ellos sobre su fe.

De igual forma, Su Santidad reconoció sus carencias de conocimiento ante los textos cristianos y por eso indicó que sus intervenciones deberían ser consideradas sólo como una exploración, percepción, reflexión e interpretación más de los Evangelios; sin buscar imponer ninguna concepción budista y mucho menos rechazar las cristianas.

De hecho, en un encuentro previo, el líder espiritual del budismo tibetano le comentó al padre Freeman que su objetivo principal para con este importante acontecimiento era aprender más de las tradiciones cristianas y de quienes participarían en el seminario.

Sin embargo y antes de continuar, cabe señalar que la mayoría de los presentes en este evento sí compartían un interés muy particular: la…Continuará

José Manuel Guevara S.

Twitter: jmguevaras

Fuentes Consultadas:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s