¿Un mensaje subliminal en la cadena nacional de EPN?

El martes por la noche y después de que el presidente Enrique Peña Nieto emitiera un mensaje en cadena nacional sobre la Reforma Energética que había presentado apenas unas horas antes, el periodista Ricardo Alemán publicó dos tuits que llamarón inmediatamente mi atención:

tuits

Después de leerlos, me quedé pensando si lo que proponía este reconocido comunicador era viable.

Evidentemente, en un ambiente tan controlado (como lo es un salón privado de Los Pinos, rodeado de asesores y en donde el presidente y el equipo de producción se pueden dar el lujo de cortar y repetir la toma las veces que sea necesario) es posible pensar que sólo utilizar la mano derecha para ilustrar, haya sido un acto consciente, intencional y que buscaba enviar un mensaje simbólico (prácticamente subliminal).

Por otro lado y abonando a la interpretación del ganador del Premio Nacional de Periodismo en 2005, el equipo que respalda al presidente Peña Nieto se ha caracterizado por dar una especial importancia a la imagen política y el lenguaje corporal del mandatario. Dicho lo anterior, un estímulo que estimulará la idea de que la izquierda partidista no hace falta para la reforma propuesta, sin duda sería signo muy poderoso; incluso para quienes conocen poco de comunicación no verbal o no se dieron cuenta de esta característica en el mensaje en cadena nacional.

Y es que como dice David Livingstone en su obra “¿Por qué mentimos? Las raíces del engaño y el inconsciente”, si bien, no todos somos expertos en la interpretación del lenguaje no hablado, conscientemente, somos mejores de lo que solemos pensar e inconscientemente distinguimos estas y otras señales no verbales.

Antes de continuar, considero importante mencionar que cuando hablamos de lenguaje corporal estratégico no hablamos de magia, hipnosis o de un poder cuasi jedi, sino de una herramienta más de comunicación (y que por sí sola no tiene ningún impacto) que nos permite reforzar una idea, estimular un mensaje y persuadir a nuestros interlocutores.

Hasta aquí lo que propuso Ricardo Alemán quizá no parece descabellado, sin embargo y como tuve oportunidad de expresarlo ayer en su programa La Otra Opinión, hay un factor que para mí hace evidente que la mano izquierda escondida del presidente nos habla de algo completamente diferente.

Una máxima para la correcta interpretación del lenguaje corporal es buscar algunos antecedentes de la persona que estamos analizando. En relación a esto, ayer en la radio propuse un ejercicio muy sencillo y que todos podemos hacer: buscar tres discursos de Enrique Peña Nieto; puede ser uno como Gobernador del Estado de México, otro como candidato a la presidencia y finalmente, la presentación y mensaje en cadena nacional en relación a la Reforma Energética.

Si prestamos atención a estos, observaremos que la gran mayoría de los ilustradores (ademanes) que utiliza el priísta los hace con la mano derecha.

Como lo publiqué en muchos análisis que realicé de este personaje a lo largo de su campaña para llegar a Los Pinos, lo anterior se debe a que el presidente es un hombre disciplinado, que ensaya y conoce sus discursos de la A a la Z, pero que ejercerse una excesiva autocensura emocional en su persona; lo que provoca (y como señaló bien Ricardo Alemán en su programa) que muchas veces su comunicación no verbal carezca de naturalidad.

Enrique Peña Nieto (EPN) mejoró en relación al primer debate y tuvo un encuentro tranquilo (al menos en apariencia)  a nivel emocional. Hay dos puntos importantes a considerar en el lenguaje corporal de EPN.  1. La gran mayoría de sus ilustradores los hace con su mano derecha, mientras que la mano izquierda se queda aferrada al podio. La mano izquierda es controlada por el hemisferio derecho del cerebro (el emocional), por lo que esta característica en el discurso de EPN nos habla de auto-represión emocional y de un discurso muy ensayado”. Sin palabras: Lo que no dijeron, Reporte Índigo. Publicado el 12 de julio de 2012.

De hecho y hablando de otra referencia, es curioso (o no tanto) que incluso en la fotografía oficial  podamos observar la mano izquierda del mandatario mexicano escondida.

gallery_pic_8684_78268

Finalmente, cabe señalar que la comunicación humana es compleja, por lo que cuando interpretamos el lenguaje corporal siempre debemos considerar contexto, secuencialidad, variabilidad, relevancia, sincronicidad entre comunicación verbal y no verbal, y de ser posible, también algunos antecedentes. 

José Manuel Guevara S.

Twitter: jmguevaras

Post´s Relacionados:

Vídeo Relacionado:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s