¿Qué esperas para venir a México?

Hace poco nos enteramos que México ya no está en el “top 10” de los países que más turistas reciben al año. Las razones de este descenso van desde las más obvias–crimen organizado, violencia e inseguridad– hasta la crisis económica mundial y el “boom” que viven otras naciones como destinos turísticos.

Precisamente sobre este tema reflexionaba en mis más recientes vacaciones (mi luna de miel) y es por eso que hoy escribo este post. Sin ser ningún fenómeno mediático (ni mucho menos), a lo largo de estos cuatro años de “En Busca de Antares” he tenido la fortuna de ser leído por personas de poco más de 122 países; de España, Colombia, Perú, Argentina, Chile, Venezuela, Estados Unidos, Ecuador, Guatemala, República Dominicana, Costa Rica, Bolivia, El Salvador, Panamá, Puerto Rico, Uruguay y Canadá son las personas que más me han honrado con su visita y a quienes va principalmente dirigido este texto.

Y es que hoy quiero aprovechar los alcances y las bondades de la carretera de la información para promocionar mi país como destino turístico. Así que aquí les va:

Para nuestra luna de miel, mi esposa y yo  habíamos considerado Costa Rica o alguna ciudad en los Estados Unidos, pero por diferentes razones decidimos pasar nuestra luna de miel en el sureste de México.

El 8 de mayo llegamos al Aeropuerto internacional de Cancún y ahí tomamos un coche para dirigirnos a Chichén Itzá; nuestra primera parada. Estábamos por tomar la carretera cuando en un punto de seguridad nos pidieron que nos detuviéramos. Me solicitaron la licencia, la tarjeta de circulación y luego seguimos nuestro camino.

La carretera fue espectacular; un camino tranquilo y lleno de color.Carretera

Al cabo de dos horas llegamos al hotel; un complejo en medio de “la nada” y completamente rodeado de vegetación. Más allá de la categoría del hotel (Oka´an), la zona ofrece un paraíso en donde por momento olvidas todo y vuelves a observar la flora, la fauna y las estrellas como si fuera la primera vez que estas en contacto con estas.

Hotel

Alberca

Al día siguiente subimos a la parte más alta del hotel y a lo lejos alcanzamos a ver Kukulcán. Sin duda la vista ilusionó más nuestra visita a la zona arqueológica de Chichén Itzá.

Kukulcan a lo mejos

Kukulcan a lo lejos 1

Kukulcan a lo lejos 2

Ya en la zona arqueológica, un guía de origen maya nos explica y hasta nos presume con gran orgullo la historia, las funciones, las costumbres, las tradiciones y el profundo simbolismo que hay detrás de cada elemento construido en aquella antigua ciudad: desde los árboles más utilizados por los mayas hasta la pirámide principal, el juego de la pelota, el observatorio, etc. Cabe señalar que muchas veces había observado esta “maravilla del mundo” en imágenes, pero no es hasta que uno está ahí que puede tomar dimensión de la majestuosidad de la milenaria edificación.

Chichen kukulcan Observatorio

Concluimos el recorrido y es hora de seguir nuestro camino. Nuevo destino: Mérida…

CONTINUARÁ…

José Manuel Guevara S.

Twitter: jmguevaras

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s