La mejor medicina: de la milenaria ciencia tibetana al amaranto.

“La alimentación es muy importante a nivel físico y psicológico para tener fuerza, capacidad, energía, buena salud y calidad de vida así como también para disfrutar de una vida larga. La comida es la principal fuente de energía y de buena salud. Sin comida nadie funciona. Además, la comida juega un papel muy importante en la prevención de la enfermedad y es un gran soporte para las terapias curativas. Por otro lado, la comida también es una de las principales causas de las enfermedades físicas y psicológicas”. Casa Tibet México

La semana pasada tuve la oportunidad de conocer más de cerca México Tierra de Amaranto; una AC que en términos generales se dedica a capacitar a mujeres y a hombres que viven en zonas rurales para que puedan cultivar el amaranto en su traspatio. Cabe señalar que lo anterior contribuye considerablemente en la salud alimentaria de las familias, pues este producto natural tiene grandes cualidades nutritivas.

La ocasión, afortunadamente para mí, se dio en una comida. Y mientras disfrutaba de un esquicito menú, que incluyó crema de amaranto, agua de limón con pepino y hoja de amaranto, arroz, chile relleno y helado—sí, todo con amaranto—, escuchaba de  viva voz los beneficios que este alimento había traído a algunas de las mujeres que estaban ahí presentes.

Uno de los testimonios que más me llamó la atención, fue cuando una madre de cuatro hijos nos platicó que sus dos primeros no habían sido alimentados con el amaranto porque en aquel entonces ella todavía no había recibido la capacitación para cultivar este producto. Sin embargo, los dos que le siguieron sí y entonces ella afirmó que pudo notar notablemente la diferencia en su salud y desarrollo; los dos más jóvenes se enfermaban menos, estaban más fuertes y más altos.

Al escuchar todo esto, no pude no acordarme que hace algunos meses asistí por primera vez a una consulta con un doctor tibetano. Unas semanas antes de que el médico nos atendiera y para sensibilizar a las personas que ignorábamos en qué consistía la milenaria tradición médica de la cultura tibetana, Casa Tibet Querétaro compartió un documental sobre este tema.

“La medicina tibetana está mezclada con el Budismo que es su fundamento espiritual y el más precioso sustrato. La cualidad única de esta milenaria ciencia, se halla no sólo en el claro compromiso de sanar el cuerpo humano de males y enfermedades, sino de enseñar un camino a través del cual el cuerpo y la mente se pueden liberar de los sufrimientos de la existencia samsárica”. Casa Tibet México

Para una mente occidental, muchos elementos inmediatamente saltan y entonces aparece un poco de escepticismo; sobre todo—al menos en mi experiencia—cuando el doctor hace una valoración de la salud del paciente únicamente sintiendo su pulso a través de la muñeca y con los dedos índice y anular.

Sin embargo, mientras avanza el documental y si uno mantiene la mente abierta, encontrará interesantes argumentos que sustentan esta histórica disciplina y tradición. Recuerdo que hacia el final del audiovisual se hace especial énfasis en papel primordial que juega la alimentación en nuestra salud. De hecho, además de recetar algunos medicamentos naturales hechos de raíces de plantas, el doctor te pide cuidar tu dieta e incluso te restringe algunos comestibles.

Quizá lo más interesante, es que lo anterior nos habla de una de las premisas fundamentales del budismo: somos todos lo que hemos pensado, dicho y hecho en nuestro pasado, así como seremos todo lo que pensamos, digamos y hagamos en el presente. En términos alimenticos no encontramos una excepción, simplemente: somos lo que comemos.

Así que ya lo saben, si quieren comenzar a cuidar su salud y ahorrarse muchas visitas al médico, cuiden  su dieta.

José Manuel Guevara S.

Twitter: jmguevaras

Anuncios

2 thoughts on “La mejor medicina: de la milenaria ciencia tibetana al amaranto.

  1. Interesante dato sobre el Amaranto. En México también existe una semilla “Chia” (salvia hispanica) que es un alimenta muy completo y con alto contenido de omega 3. Es una semilla que los Aztecas usaban para comerciar y como ofrenda a los Dioses, pero se perdio su consumo por ser un alimento ofrecido a Dioses “Paganos”. Pero su constante consumo es excelente para las personas.

    1. Raul:

      Muchas gracias por tu comentario y recomendación. Desconocía lo que nos compartes sobre la chia, pero ahora que estuve Yucatán puede probarla.

      Un afectuoso saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s