¿Amistad, Aventura o Compromiso?

El próximo cuatro de mayo me voy a casar. Es por eso que hace un par de semanas asistí a las pláticas prematrimoniales; un requisito para quienes queremos casarnos por la iglesia católica apostólica romana.

He de reconocer que llegué un poco escéptico al respecto, quizá hasta pecando de soberbia; ¿qué podrían enseñarme sobre comunicación, sexualidad, planificación familiar y amor, entre otros temas, un grupo de desconocidos?, ¿con qué credenciales contaban?, ¿cuál era su preparación?, ¿tenían alguna investigación al respecto?

Hoy les puedo decir que me lleve una buena sorpresa. No desde lo profundo, teórico o bien fundamentado de cada uno de los temas, sino de la disposición, humildad y experiencias de las parejas expositoras; y es que son matrimonios comunes y corrientes, que donan varios fines de semana al año, para compartir algunos de sus aprendizajes y vivencias de la vida en pareja a quienes hemos decidido tomar ese camino.

En otras palabras, que más allá de las deficiencias técnicas para argumentar (desde los hechos, las investigaciones, las estadísticas, las referencias, etc.) sobre temas muy controversiales (aborto, métodos anticonceptivos, matrimonios entre personas del mismo sexo, religión, etc.), me parece que es muy loable y admirable que cualquier persona dedique su tiempo para servir a otra.

Ya en cuanto al contenido del curso, quiero compartirles un vídeo que me llamo mucho la atención y que relacioné con una investigación que Daniel Goleman destaca en su obra “Inteligencia Social”. Ojalá sea de su interés:

Lo que me parece interesante es que por un lado Rob Bell nos dice que existen al menos tres componentes fundamentales para el amor en pareja: raya, ahava y dod. Por el otro y en “Inteligencia Social”, Goleman subraya un experimento que creo ilustra estos tres conceptos pero a nivel neuronal y que comparto y encasillo a continuación:

 “El único criterio empleado en la selección de las mujeres y los hombres que participaron en una determinada investigación llevada a cabo en el University College de Londres fue el de estar verdadera, profunda y locamente enamorados. La investigación, que escaneó el cerebro de diecisiete voluntarios mientras contemplaban una fotografía de su pareja y de varios amigos, llegó a la conclusión de que su funcionamiento neuronal era muy semejante al de los adictos….Como dice el neurocientífico Jaak Panksepp, gran parte de esos circuitos se activan también durante los estados eufóricos generados por la cocaína y los opiáceos. Estos descubrimientos sugieren que la naturaleza extática y adictiva del enamoramiento tiene una razón neuronal”.

Raya

  • “A diferencia de lo que sucede cuando miramos la imagen de un amigo, la contemplación de una fotografía de la persona amada provoca, tanto en los hombres como en las mujeres, la activación de las mismas regiones cerebrales, especializadas en el amor romántico”. Esto nos habla de que nuestro cerebro puede diferenciar perfectamente entre raya y ahava.

Ahava

  •  “La oxitocina alienta, tanto en el hombre como en la mujer, la mayoría de los sentimientos de cariño y placer que experimentan durante el acto sexual. Las dosis masivas de oxitocina liberadas durante el orgasmo, después del cual un flujo de agentes químicos parece avivar la ternura y poner, durante un tiempo, a mujeres y hombres en la misma longitud de onda amorosa. También hay que decir que la secreción de oxitocina sigue siendo muy intensa después del clímax, especialmente durante los arrumacos que suceden al coito”.
  • Las mujeres son más propensas a liberar esté químico relacionado con el cuidado. Por ejemplo, esta aparece cuando una madre cuida a su bebe, permitiéndole estrecha lazos de afecto. En el hombre, es después del acto sexual cuando se libera más oxitocina que nunca (y hambre hormonal), lo que parece ser una estrategia de nuestro cerebro social para establecer de un vínculo afectivo.
  • En el varón ninguno de los circuitos relacionados con el amor, participan en el proceso de excitación sexual, por lo que podemos inferir una clara diferenciación entre dod y ahava en el cerebro masculino. Y cuando el deseo va acompañado de amor, sí se activan regiones adyacentes a este sentimiento, lo que siguiere un vínculo anatómico y abona a la afirmación de Bell: “una sola llama que arde nunca será tan caliente como las llamas que arden juntas”. 

Dod

  • Los circuitos del deseo preparan a cualquier pareja para una próxima cita. El hipocampo es una estructura fundamental para el almacenamiento de la memoria, este posee neurona ricas en AVP[1] y oxitocina.

“La AVP parece grabar con especial intensidad, en el caso en los hombres, la imagen tentadora de la pareja haciéndola particularmente memorable. La oxitocina liberada durante el orgasmo también intensifica el recuerdo, grabando en la mente la imagen de la persona amada”.

  • En el hombre, solo la sexualidad y la agresividad aumentan la tasa de testosterona.
  • La dopamina es un agente químico que compartimos ambos sexos. Este agente, relacionado al placer, es altamente adictivo y se activa en diferentes actividades como el juego, la adicción a las drogas y el sexo,…“pero el efecto placentero de la dopamina no sólo aumenta durante la excitación sexual, sino que también se manifiesta en la frecuencia del coito y en la intensidad del impulso sexual

La vasopresina (una hormona estrechamente ligada a la oxitocina), por su parte, también desempeña un papel muy importante en el establecimiento del vínculo. Lo más interesante es que los receptores de vasopresina son muy abundantes en células fusiformes, los conectores ultraveloces con que cuenta el cerebro social. Recordemos que las células fusiformes intervienen, por ejemplo, cuando formulamos juicios muy rápidos e intuitivos sobre una persona a la que acabamos de conocer. Aunque ninguno de los estudios realizados hasta la fecha pueda afirmarlo con total seguridad, estas células parecen las candidatas idóneas a la región cerebral responsable del amor a primera vista o, como mínimo, al último deseo”.

Bell dice que fuimos “…creados para que todas estas llamas ardan como una sola” y tal parece que neuronalmente tiene razón; es mediante raya, ahava y dod, que nuestra relación se vuelve más completa, placentera y satisfactoria.

José Manuel Guevara S.

Twitter: jmguevaras

Fuentes consultadas:

Goleman, Daniel. La Inteligencia Social. Editorial Planeta 2006.


[1] El hambre hormonal es activado por la arginina y la vasopresina (a las que se conoce conjuntamente como AVP).

Anuncios

3 thoughts on “¿Amistad, Aventura o Compromiso?

    1. Mi estimado Frank, muchas gracias por la felicitación y tus deseos.

      ¿A poco vives en Querétaro?

      Un saludo,

      JM

      1. RESULTA QUE TENGO FAMILIA EN ESE LUGAR Y ESTOY VISITÁNDOLOS CON FRECUENCIA. CONCRETAMENTE POR RUMBOS DE CORREGIDORA. SALUDOS Y MUY AGRADECIDO POR TU ATENCIÓN AL COMENTARIO. FRANK FLAX.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s