Elba Esther: poderosa pero infeliz y llena de odio. (#SinPalabras)

Cuando Elba Esther Gordillo fue reelegida el pasado mes de octubre, en este mismo espacio dije que la lideresa utilizó su discurso triunfal para ponerse en “pie de guerra”.

Si recordamos, Elba Esther se mostró particularmente agresiva en aquella alocución, y más allá de demostrar poder y fuerza, también dijimos que su comunicación no verbal nos hablaba de una persona que se sentía amenazada. 

Sí, tal parece que la maestra sabía la tormenta que se le venía.

También en este espacio, he platicado que la ira, la felicidad, el miedo, la sorpresa, la tristeza, la repugnancia y el desprecio, se reflejan de una forma específica en nuestro rostro y que las emociones más presentes en nuestra vida, terminaran por marcar nuestra cara.

Con el tiempo, la expresión facial…tiende a estereotiparse, perdiendo desde la adolescencia su versatilidad expresiva. A partir de determinada edad, cada quien tiene el rostro que se merece” Víctor Gordoa.

dameimagenmediana

Esto viene a colación porque la semana pasada Elba Esther Gordillo cumplió 68 años. ¿De qué emociones nos habla su rostro? Principalmente de dos: ira y repugnancia.

Lo anterior es particularmente curioso, porque en su discurso de la semana pasada, conmemorando 36 años de la Unidad del SNTE y refiriéndose a la reforma educativa, ella dijo: “sabemos ser suaves, tersos y amorosos…” pero su historia, actitudes y rostro nos hablan de todo lo contrario.

Las emociones no mienten y por eso es preocupante la ira acumulada, pero sobre todo la repugnancia (una emoción cercana al asco y al odio) que aparece recurrentemente en la lideresa.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Para el Dr. Paul Ekman la repugnancia, sin ser negativa per se, es la emoción más peligrosa de todas. Esta energía en movimiento genera aversión y nubla el juicio, por lo que cuando se acumula por mucho tiempo en una persona, esta podría ser capaz de cualquier cosa para alejar el objeto que le genera la repulsión. Y desde mi punto de vista, el último discurso es una sentencia de que tenemos maestra para rato. 

Finalmente, últimamente en este espacio también hemos hablado de autoengaño: de esa capacidad del ser humano para ocultar información de la mente consciente por comodidad o conveniencia.

Y sin duda que Elba Esther Gordillo vive seriamente autoengañada, pues la maestra jura que es una heroína, una guerrera y una luchadora empedernida por la educación en este país, cuando nada puede estar más alejado de realidad.

Hoy día, la maestra se niega a la reforma educativa, cuestiona la legitimidad de las autoridades para evaluar a los maestros y prefiere preparara su epitafio, que nada tiene épico y sí mucho de patético e irreal. 

José Manuel Guevara S.

Twitter: jmguevaras

Posts Relacionados:

Anuncios

One thought on “Elba Esther: poderosa pero infeliz y llena de odio. (#SinPalabras)

  1. muy acertado al analizar el comportamiento de la “maestra” en su discurso en el pasado mes de octubre que efectivamente que se sentia amenazada y la tormenta que se le venia, en concecuencia su detenciòn el dìa de ayer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s