Las cicatrices de Calderón (#LenguajeCorporal)

Para el científico naturalista David Attenborough, las expresiones faciales originalmente tuvieron (y tienen) una importante función social que no necesariamente es conscientemente dirigida.

Y es que para los seres humanos históricamente ha sido fundamental, elaborar, reconocer e interpretar estos gestos, para poder interactuar eficientemente con otros individuos (bajo ciertas circunstancias, también puede ser considerado un asunto de sobrevivencia). 

De hecho, nuestra capacidad expresiva es inmensa, el rostro humano está compuesto por 44 músculos, 2 huesos (cráneo y mandíbula), y es capaz de crear más 7 mil gestos que comunican emociones y sentimientos.

Cabe señalar que el Dr. Paul Ekman definió y comprobó científicamente la existencia universal de siete expresiones faciales básicas: felicidad, tristeza, miedo, sorpresa, repugnancia, desprecio e ira. Para fines de este texto, es importante resaltar que la repetición de estos gestos a lo largo de nuestra vida, terminará por marcar nuestro rostro.

Como se menciona en la obra Imagología: Con el tiempo, la expresión facial…tiende a estereotiparse, perdiendo desde la adolescencia su versatilidad expresiva. A partir de determinada edad, cada quien tiene el rostro que se merece. 

En relación a lo anterior, la semana pasada, ADN político publicó una fotogalería titulada “Así llegaron y así se van: Calderón, su equipo y familia”. A raíz de esta, decidí analizar rostro del mandatario saliente para determinar cuáles fueron las emociones más recurrentes e intensas en el presidente a lo largo de seis años.

Si bien el rostro de cualquier persona se empieza a marcar de desde la adolescencia, sí hay interesantes elementos a destacar en el rostro de Felipe Calderón.

Los signos más evidentes los podemos observar en la frente y el entrecejo. Los músculos de esta zona del rostro los utilizamos principalmente para reflejar ira, repugnancia y temor.

Cabe señalar que en varios análisis que hice del presidente a lo largo de este sexenio, él se notaba desesperado, incomprendido y molesto cuando hablaba en diferentes escenarios sobre la guerra en contra del narco.

En un grado menor, se pueden observar marcas de las comisuras de los labios hacia abajo, un movimiento que realizamos cuando sentimos tristeza y abatimiento.

Algo que sin duda es congruente con los antecedentes de la administración que termina, pues como bien sabemos Felipe Calderón perdió a importantes colaboradores a largo del sexenio.

Y con aún menos intensidad, sí se pueden apreciar características de una sonrisa de placer en ambas comisuras de la boca y en las arrugas en las comisuras de los ojos.

Finalmente, Paul Ekman afirma que las emociones determinan nuestra calidad de vida, por lo que creo vale pena reflexionar sobre las implicaciones que representa (más allá de una buena o mala labor política), en términos de bienestar y salud emocional, ser presidente de la república. 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

José Manuel Guevara S.

Twitter: jmguevaras

Post Relacionados:

Fuentes consultadas:

  • Ekman, Paul. Emotions Revealed. Ed Holt. New York 2007.
  • Gorda, Víctor. “Imagología”. Ed. Grijalbo, México 2003.
  • BBC. “LA CARA HUMANA”. Volumen I, II y III 2000.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s