El círculo de confianza de Enrique Peña Nieto (Proxémica)

Los seres humanos tenemos una especie de “burbuja privada”. Es decir, una cantidad de espacio que sentimos debe existir entre nuestra persona y cualquier otro individuo.

La proxémica es precisamente el estudio de cómo administramos este micro-espacio y según Edward Hall, profesor de antropología de la Universidad de Northwestern, los mensajes que se trasmiten a través de las distancias que guardamos son mucho más sutiles de lo que pensamos.

Y es que los estudios psicológicos han demostrado que los humanos preferimos ponernos más cerca de las personas que nos agradan, y a las que le tenemos confianza, y más lejos de las que no nos simpatizan, nos provocan suspicacia o simplemente no conocemos.

Claro que no siempre se puede guardar la distancia deseada, como en un elevador que va lleno. En ese caso, e nuestro lenguaje corporal inmediatamente cambia, nuestros músculos se tensan e intentamos ocupar menos espacio erguiendo nuestra postura.

En relación a esto, una comunicación no verbal similar (a la del ascensor)  pudimos observa la semana pasada en la reunión de EPN con los Gobernadores Panistas. Observen los amarres en las manos, las posturas tensas y las sonrisas meramente sociales.

Por otro lado, llama la atención quien acompaño al próximo presidente de México a esta reunión. Y es que por supuesto que la proxémica nos puede ayudar a deducir quienes son los hombres de confianza de un político.

Observemos las imágenes de la presentación del equipo de transición. En términos generales, podemos afirmar que a menor distancia existente en relación al EPN, mayor confianza por parte de él; por supuesto que Luis Videgaray y Miguel Osorio Chong aparecen en primer plano.

Si en relación a esto nos apoyamos en información previa y en el contexto, podemos advertir que la relación de Peña Nieto con estos dos personajes va mucho más allá de lo profesional.

Claro que por ahí podría haber algún golpe mediático, quizá piensen en Rosario Robles, pero la interacción social entre ambos personajes nos refleja cierto agrado, confianza y hasta complicidad.

Finalmente y por otro lado, la política también es un juego de apariencias y no todas las amistades que vemos son tan cordiales como parecen.

Y por eso les preguntamos ¿Cómo interpretan ustedes el lenguaje corporal de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto estás imágenes?

José Manuel Guevara S.

Twitter: jmguevaras

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s