Siete emociones en la administración Calderón.

“Las Golondrinas” ya resuenan en la residencia oficial de “Los Pinos”, y es que estamos a tan solo 10 días de la sucesión presidencial.

Pero en lo que la familia Calderón hace las maletas, qué le parece si hacemos un recorrido “diferente” por la administración que termina.

El Dr. Paul Ekman definió siete emociones básicas y universales. En base a estas, recuperemos algunas de las postales más significativas de este sexenio:

Felicidad: El primero de diciembre de 2006, entre pitidos, dimes y diretes, empujones e insultos, Felipe Calderón Hinojosa apareció como por acto de magia en la tribuna más alta de San Lázaro para rendir protesta como Presidente de México.

Sin usted recuerda, fue un día lleno de tensión, por lo que el júbilo, el alivio y la euforia no se hicieron esperar.

Tristeza: El momento más sombrío vino quizá con la pérdida de uno de sus más cercanos colaboradores; Juan Camilo Mouriño. En aquella ocasión pudimos ver a un Presidente desolado y completamente abatido.

Sorpresa: Fue la que se llevó el mandatario mexicano al ser increpado en pleno discurso por un joven empresario que le gritó: ¿Cuántos muertos más?, ¿cuándo se va a acabar la guerra?, ¿dónde vas a vivir cuando se acabe tu gobierno?

Y en relación al suceso anterior;

Ira: Fue una emoción que se volvió una constante en Felipe Calderón. Sutil (con microexpresión) o no tan sutilmente, el mandatario dibujaba (y dibuja) continuamente esta expresión cuando se le cuestiona sobre su estrategia contra el narcotráfico.

Desprecio y Repugnancia: Es la que siente el Presidente por uno de los personajes más polémicos de la política mexicana: Vicente Fox Quesada.

Fox primero se dedico a criticar la guerra contra el narcotráfico para después darle la espalda a su partido en las elecciones y expresar abiertamente su apoyo por el candidato de PRI, Enrique Peña Nieto.

Miedo: Calderón tuvo que enfrentar varios foros complicados a lo largo de su administración, pero sin duda tenemos que resaltar dos:

1. Su participación en “Diálogos por la Seguridad”. Ahí se encontró con el poeta Javier Sicilia y por momentos, pudimos ver a un Presidente preocupado e inseguro.

2. Su discurso del 20 de mayo de 2010 ante el Congreso de los Estados Unidos.

Si bien, la mayoría de los congresistas recibieron bien las palabras del mandatario mexicano e incluso le dieron varias ovaciones de pie, el Presidente toco varios temas delicados y que provocaban nerviosismo y temor en Calderón, justo antes de conocer la reacción de los legisladores estadounidenses.

Finalmente, sin duda, la postal que el Presidente nos regalé cuando entregue la banda presidencial será por demás interesante.

José Manuel Guevara S.

Twitter: jmguevaras

Post Relacionados:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s