Nuestro genio vive en el inconsciente.

“A menudo, cuando se trabaja en un problema arduo no se consigue nada positivo en el primer ataque. Luego uno toma un descanso, más largo o más breve, y se sienta de nuevo a trabajar. Durante la primera media hora, como antes, no se encuentra nada, y entonces, de manera súbita, la idea decisiva se presenta a la mente” (Livingstone, D).

Para David Livingstone la explicación a la frase anterior se encuentra en la estructura de nuestro cerebro.

Por lo general, todos hemos escuchado que tenemos una “mente consciente” (que se relaciona con el hemisferio izquierdo de nuestro cerebro y trabaja cuando estamos despiertos) y una “mente inconsciente” (que se relaciona con el hemisferio derecho y que trabaja en estados de vigilia).

En el hemisferio izquierdo controla funciones como el lenguaje verbal y la lógica, mientras que nuestro hemisferio derecho regula y en “virtud de su gran capacidad natural…regula automáticamente los procesos fisiológicos del cuerpo como la circulación sanguínea, la digestión, el parpadeo de nuestros ojos, el ritmo de respiración los reflejos, etc. (Sala, R).

En su obra “¿Por qué mentimos? Las raíces del engaño y el inconsciente”, Livingstone hace una interesante analogía entre nuestro cerebro humano y un embudo para ilustrar la gran diferencia que existe entre la capacidad de la  mente consciente (cono inferior del embudo) y la inconsciente (cono superior).

En dicha forma, el hemisferio izquierdo, es decir el consciente de la mente, coordina y regula solamente del dos al cinco  (2-5%) de nuestras capacidades y desarrollos cerebrales, en tanto que el hemisferio derecho, es decir el inconsciente de la mente, regula del noventa y cinco al noventa y ocho por (95-98%) de nuestro cerebro” (Sala, R).

Para Ricardo Sala, instructor de programación neurolingüística (PNL), lo anterior deja en claro que el “genio” de cada uno de nosotros vive en nuestro inconsciente. Este pensamiento me remitió inmediatamente a un post inspirado en la obra de Livingstone y que nos ejemplifica este “genio”:

 Déjale los problemas arduos a tu inconsciente

“Muchos artistas y escritores han destacado la importancia de los pensamientos espontáneos en el trabajo creativo…El poeta francés Paul Boux colgó un letrero en la puerta de su recámara antes de irse a dormir, en el cual estaba escrito: “Poeta trabajando”. William Blake nos informa que su extenso poema “Jerusalén” se escribió a partir “de un dictado inmediato de doce a veces veinte o treinta líneas al mismo tiempo sin premeditación e incluso contra mi voluntad”…Mozart describió en una forma similar la llegada de una pieza de música: Cuando soy, como antes era, completamente yo, en la total soledad, y de buen ánimo—digamos viajando en un carruaje o caminando después de una buena comida, o durante la noche cuando no puedo dormir. Es en esas ocasiones que fluyen más y mejores ideas. De dónde y cómo llegan no lo sé, ni puedo forzarlas…Beethoven y Tartini tuvieron experiencias similares. Paul McCartney oyó por primera vez la evocadora melodía de “Yesterday” en un sueño…Mendeleiev descubrió la versión final de la tabla periódica de los elementos en un sueño que tuvo durante una siesta…Nicola Telsa creó el principio del campo magnético rotario durante un explosión inesperada de pensamiento mientras deambulaba por el parque recitando el Fausto de Goethe…(Livingstone).

Finalmente y a manera de conclusión, les comparto un cuadro contenido en el texto de Sala y en donde se enlista las funciones de los dos hemisferios cerebrales:

José Manuel Guevara S.

Twitter: jmguevaras

Fuentes Consultadas:

David Livingstone; ¿Por qué mentimos? Las raíces del engaño y el inconsciente” 2011,  New England Univerity.

Sala Ricardo; Mente consciente e inconsciente.

Anuncios

2 thoughts on “Nuestro genio vive en el inconsciente.

  1. El tema aquí desarrollado sobre el inconsciente, está muy bonito, pero considero que falta mucha información, se miran los aspectos desde el punto de vista del cerebro , como organo de pensamiento. y se descuida el aspecto que va mas allá de lo meramente material.sin embargo considero que el informante se esforzó en presentar un conocimiento bien elaborado.

    1. Helmer,

      Muchas gracias por tu comentario. Recientemente publiqué algunos textos sobre Blink y que también abordan el tema del inconsciente. Quizá también sean de tu interés. Saludos!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s