How do you cut out your weaknesses? (Resumen: Trombone Player Wanted VI).

“La mejor definición de una debilidad es una actividad que te hace sentir débil, una actividad que te aburre, te frustra o te desalienta.” Marcus Buckingham.

Él pequeño que sentía una gran fortaleza y talento natural para tocar los timbales, se decidió a hablar con su profesor de música para pedirle que lo cambiara de instrumento (recordemos que a él le habían asignado el trombón, un instrumento que no le apasionaba tocar). El profesor en dos ocasiones le dijo que no.

Ante la negativa, el pequeño se desilusionó un poco, pero de inmediato se le ocurrió una brillante idea: escribió en varias hojas de papel Trombone Player Wanted y las pego en lockers, puertas y ventanas de su escuela.

La primera lección creo que es la actitud de este personaje, no se dio por vencido a pesar de los obstáculos. Por otro lado, a lo que nos invita el autor es a dejar de hacer las cosas que no nos gustan, esas actividades que no hacen sentir mal y terminan agotándonos física, mental y emocionalmente.

Claro que lo anterior se dice fácil, pero ¿cómo puedo dejar de invertir mi tiempo en actividades que me hacen sentir débil si son parte de mi trabajo? 

Desde mi particular punto de vista, todo empieza con el auto-conocimiento (elemento clave de la inteligencia emocional). Si bien, muchos identifican fácilmente sus debilidades y no así sus fortalezas, también están los que buscan disfrazar sus “lados flacos”:

-“Un defecto es que soy demasiado perfeccionista” o “Un desperfecto en mi es que siempre intento demasiado”.

Buckingham nos invita a hacernos las siguientes preguntas: 

“Mira hacia atrás y recuerda lo que hiciste la semana pasada. Busca los siguientes signos de debilidad: ¿Qué actividades nunca quieres hacer?, ¿Qué actividades te aburren?,… ¿Qué actividades te hacen sentir frustrado o insatisfecho?, ¿Qué de estas actividades es específicamente lo que te hace sentir débil?” Marcus Buckingham.

Antes de seguir, es importante mencionar que autor no pretende que todos tengamos el trabajo perfecto, que hagamos solo lo que nos gusta y nos olvidemos de la “talacha” para siempre, sino que nos convirtamos en 2 de las 10 personas que consideran utilizar realmente sus fortalezas la mayor parte de tiempo en sus actividades diarias. En otras palabras: que el 75% de tu tiempo en el trabajo lo pases haciendo actividades que te apasionan.

Si fuiste capaz de ubicar esas actividades que te hacen sentir débil elige una y pregúntate:

“¿Esta debilidad es fundamental para tú éxito?, Si dejaras de hacer esa actividad, ¿Alguien se daría cuenta?, ¿Puedes reducir la cantidad de tiempo que paso haciendo esa actividad? ¿Cómo?, ¿Necesitas hablar con alguien para que esto suceda?”  Marcus Buckingham.

En audiovisual, Buckingham nos da el ejemplo de unos de sus clientes que se frustraba al tener que hacer un reporte que sus superiores no leían. En la historia paralela el pequeño se dedica a buscar un remplazo para el trombón. Y es que no se trata de renunciar a la “orquesta”, sino de encontrar esas actividades en donde sentimos que podemos explotar al máximo nuestro potencial, y más importante aún: hacerlas.

El semestre pasado estuve impartiendo la clase de cooperación internacional como profesor adjunto. Me apasiona dar clases y creo que no lo hago mal, pero por diferentes razones esta clase me hacía sentir débil, me cansaba más que en otras materias, no me divertía del todo y en muchas de las actividades relacionadas a esta clase, terminaba de mal humor. Un día me decidí a hablar con la profesora titular y le dije que para el próximo semestre no seguiría, pero que seguramente habría algún otro profesor interesado en reemplazarme.

Creo que no era sensato (ni sano) que yo estuviera haciendo una actividad que no me gustaba, mi pasión no estaba a favor de los objetivos de aprendizaje. Di un paso de lado y preferí concentrarme en clases en donde me siento fuerte, como sociología o expresión verbal y no verbal en el ámbito profesional (clase que posiblemente imparta el próximo semestre).

Continuara…

José Manuel Guevara S.

Twitter: jmguevaras

Fuentas consultadas:

Buckingham, Marcus: Trombone Player Wanted, 2006.

Post relacionados:

Liderazgo: ¿Qué papel juega la inteligencia emocional?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s