¿Quién eres?, ¿Cuáles son tus fortalezas? (Trombone Player Wanted).

Unos de mis objetivos en este inesperado viaje es procurar “vaciar mi taza de té”, intentar romper paradigmas, estar abierto a nuevas experiencias, personas, aprendizajes, filosofías de vida, costumbres, tradiciones y creencias.

Uno nunca sabe las personas que Dios y el destino ponen en nuestro camino. Y por supuesto, uno nunca se imagina donde encontrará un nuevo amigo, un nuevo maestro y mucho menos las enseñanzas que traerán consigo.

El viernes pasado tuve la oportunidad de ir a cenar con Jean y Joyce. Él, es profesor de la materia de liderazgo corporativo en las materias de verano que me trajeron hasta Middelburg, ella, es su esposa. Son dos extraordinarias personas, considerados y amables. Jean encontró en la docencia la oportunidad de compartir sus experiencias como manager de una importante empresa. Al escucharlo hablar de su clase, el gusto y pasión por esta actividad se hacen evidentes.

Dentro de la conversación de aquella noche, me comento que el auto-conocimiento es algo vital para que cualquier individuo (en este caso un líder) encuentre sus más grandes fortalezas y habilidades (precisamente hablábamos de su clase). Inmediatamente recordé el ensayo “Qué hace un Líder” de Daniel Goleman, le dije que estaba completamente de acuerdo y que en mi trabajo como entrenador mental/emocional deportivo siempre busco el auto-conocimiento de los atletas como una estrategia para que ellos puedan desarrollar al máximo su potencial.

La conversación siguió, intercambiamos muchas ideas, ambos mostraron un gran interés por mi trabajo como entrenador mental/emocional y me dijo que traía—los trajo para su clase—una serie de DVD`s de Marcus Buckingham, autor que quizá muchos de ustedes conocen, pero para mí era nuevo.

Lo anterior no deja de sorprenderme, si uno busca a Buckingham o al mismo Rudyard Kipling (de quién les compartí el poema “If” la semana pasada) encontrará miles de resultados, la información, su trabajo, sus poemas están ahí, pero yo no los conocía. Si no hubiera viajado, si no tuviera la disposición de salir, de conocer nuevas personas (incluso de ir a cenar con dos persona mucho mayores que yo y que no conocí apenas dos semanas atrás), de compartir pensamientos, de prestar atención y de verdad escuchar una conversación, quizá estos autores nunca hubieran llegado a mí o pudieron haber llegada mucho más tarde.

Trombone Player Wanted es un audiovisual (una short story) que nos muestra la historia de un niño que en su clase de música fue seleccionado para tocar el trombón, sin embargo, lo que el realmente deseaba era tocar los timbales (percusiones).

Mientras vamos observando la historia del niño, Buckingham (célebre escritor del New York Times, investigador, consultor de empresas y orador motivacional) nos lanza una primera pregunta y con la que empiezo un resumen y análisis crítico de esta obra:

¿Qué te detiene? (Chapater 1: So, what’s stopping you)

Antes de iniciar, quiero invitar a los que hasta este punto ya estén interesados en el audiovisual a visitar la página oficial y revisar las diferentes opciones para adquirir el material, no deseo arruinar a nadie la historia: http://www.tromboneplayerwanted.com

“Muchas personas son muy buenas en su trabajo…” pero la investigación del autor descubrió que tan solo 2 de 10 consideran que utilizan realmente sus verdaderas fortalezas en sus actividades laborales.

En la historia del niño que tocaba el trombón, él no sentía que estuviera utilizando sus verdaderas fortalezas en ese instrumento, tocaba por obligación, por responsabilidad, porque alguien (su profesor) le dijo que tenía que hacerlo.

Cuántos de nosotros no emprendemos trabajos, proyectos o carreras universitarias por necesidad, obligación, imposición, responsabilidad o la presión de hacer lo que la sociedad espera que hagamos. Y en esas actividades podemos sentirnos cómodos, pero no somos realmente felices, no estamos satisfechos, nos conformamos, no sentimos un verdadero reto y/o no percibimos que estamos desarrollando al máximo nuestro potencial.

-“¿Qué porcentaje de un día normal lo pasas haciendo cosas en las que debes poner en juego tus fortalezas?”

-“¿Mejora o empeora cada día?”

-“¿Podría llegar a estar mejor este porcentaje?”

Nuestras fortalezas son precisamente esas habilidades que nos hacen sentir fuertes, capaces, poderosos y se encuentran arraigadas en lo más profundo de nuestro ser. Es por eso que el autor nos invita a recordar nuestra niñez como una primera estrategia de auto-conocimiento y nos habla de un primer mito:

“Conforme vamos creciendo, cambiamos” (“As you grow, you change”)

La realidad para Buckingham es que no cambiamos, sino que con la experiencia y el pasar del tiempo vamos reforzando cada vez más nuestra personalidad (-“As you grow you become more of who you already are”).

Muchos patrones de comportamiento que teníamos cuando éramos niños siguen con nosotros y muy probablemente sean parte de nuestras fortalezas. Yo recuerdo que desde pequeño era muy sensible a las emociones ajenas, me llamaban la atención y me afectaban, hoy en día creo firmemente que una de mis grandes fortalezas es mi empatía, mi capacidad para percibir las emociones en otras personas.

-“¿Tú puedes ver algunos de estos patrones positivos de comportamiento que hayan estado contigo desde mucho tiempo atrás?”.

-“¿Cómo puedes canalizar y orientar esas fortalezas en la actualidad?”

Continuara…

José Manuel Guevara S.

Twitter: jmguevaras

Fuentas consultadas:

Buckingham, Marcus: Trombone Player Wanted, 2006.

Post relacionados:

Liderazgo: ¿Qué papel juega la inteligencia emocional?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s