Ilustradores: Detalles de un buen orador.

“Los además comunican. A veces contribuyen a esclarecer un mensaje verbal poco claro. En otros momentos pueden revelar emociones de manera involuntaria” (Davis).

En un post anterior abordamos el tema de los manipuladores, hoy hablaremos de sus “antónimos”, los ilustradores.

Mientras las automanipulaciones o manipuladores consisten en tocar con las manos la cara, el cabello o las orejas; “frotarse la nariz; retirar pelusa, hilos reales o imaginarios de la ropa; sacudirse el polvo o la caspa; ajustarse las gafas; jugar con el pelo; estirar, acariciar o retorcer collares, pendientes o joyas (¿Qué son los manipuladores? Comunicación no verbal e indicios de engaño).

Los ilustradores dan la impresión de que se conoce el tema del que se está hablando y son detalles de un buen orador:

“Las personas solemos utilizar habitualmente en la conversación una o las dos manos para <<ilustrar>> o <<adornar>> con gestos una respuesta, especialmente cuando se responde a una pregunta de carácter emocional o cuando se describe una actividad física. Por ejemplo, si queremos describir una actividad cotidiana del trabajo, solemos hacerlo con movimientos realistas de la mano” (Martínez).

Por otro lado, si los manipuladores son considerados como indicios de engaños, los ilustradores pueden ser considerados como indicios de honestidad, sin embargo es importante recordar que estos gestos pueden controlarse a voluntariamente.

“Las persona que miente, no se siente cómoda al reforzar con gestos sus respuestas verbales. Éstas tienden a ser artificiosas o huecas porque no van acompañadas de los correspondientes gestos, resultando incongruentes, ya que no existe apoyo no verbal para el contenido de su respuesta verbal” (Martínez).

La falta de ademanes o pocos gestos demostrativos habla de inseguridad, nerviosismo, preocupación, duda o angustia al igual que una comunicación no verbal no natural, cautelosa y lenta.

A Continuación una gallería de los ilustradores más comunes:

Fuente: Rulicki Sergio; CNV Comunicación No Verbal

“Ilustrador de fuerza. En oratoria, el puño cerrado con el pulgar de costado se utiliza para reafirmar la idea de que se tiene la voluntad y la capacidad para llevar adelante una acción conjunta y la fuerza de un grupo. El pulgar se ubica junto a los otros dedos”. (Rulicki 60).

“Ilustrador de poder. El puño cerrado con el pulgar encima refuerza la idea de que se tiene el poder efectivo para concretar lo que se declara verbalmente. Señala el poder del liderazgo e incita la subordinación a la autoridad. Metafóricamente, el pulgar se ubica sobre otros dedos”

Es importante mencionar que la posición del pulgar suele estar relacionado con la imagen que tenemos de nosotros mismos, de nuestra autoestima y autoconcepto. Si el pulgar estuviera oculto dentro del puño hablaríamos de incomodidad a sentirse demasiado expuesto o nervioso.

También es fundamental diferenciar los ilustradores de los emblemas. Los emblemas son gestos que tienen un significado específico para algunas culturas, pero en otras pueden cambiar radicalmente de significado.

De izquierda a Derecha: Emblema globalizado de “ok”, “todo esta bien”, Emblema de éxito y Emblema de medida.

“Ilustrador de interconexión. La acción de entrelazar los dedos ilustra la interacción entre los conceptos enunciados. También representa la necesidad de integrar aspectos separados de una situación o problema. Refuerza la idea de que se ha llegado a un acuerdo o se ha formado una alianza”.

“Ilustrador de ritmo… marca la cadencia de la enunciación y el desarrollo de discurso. Transmite compromiso con el tema y entusiasmo por comunicarlo. Favorece la fluidez verbal y ayuda a mantener la atención de la audiencia”.

Ilustrador de precisión…expresa la idea de que se conoce un tema o se establece un punto con exactitud.

Cuando se señala en corazón en una oratoria el significado se puede tomar como literal, nos están hablando con el corazón, con una actitud honesta.

José Manuel Guevara S.

Twitter: jmguevaras

Fuentes consultadas:

Martínez Selva José María. La psicología de la mentira. Paidos 2005.
Davis, Flora; La comunicación no verbal. Ed Alianza.
Rulicki Sergio; CNV Comunicación No Verbal. Ed Granica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s