44 músculos y más de 7 mil expresiones al servicio de una comunicación efectiva.

El domingo pasado fuimos—mi novia y yo—a rentar una película. La elegida fue “Shutter Island” o La isla siniestra, como fue traducida en México. El largometraje es muy recomendable, pero mientras veíamos otros estrenos, un documental me llamo la atención: “La Cara Humana”.

El volumen I, está dirigido a la construcción, funciones y reconocimiento del rostro. Los que siguen mi blog, saben que soy un apasionado del estudio de las emociones y del lenguaje corporal.

Si bien algunos de los temas del documental, ya los he abordado y desarrollado  en diferentes trabajos, no quise, no hacer un post sobre este audiovisual muy bien logrado—desde mi particular punto de vista—por la BBC.

De una forma sencilla, accesible, comprensible y hasta humorística, el documental nos explica lo fundamental que resulta para el ser humano elaborar, interpretar y reconocer las expresiones. Una expresión facial puede alterar lo que sentimos en un segundo.

Los humanos podemos crear más de 7 mil expresiones faciales, el rostro está compuesto por 44 músculos y 2 huesos (Cráneo y Mandíbula), estos músculos no están sujetados al hueso, están libres y por esta razón hay tanta variedad en nuestras expresiones. En otras palabras; estamos construidos para manejar ese número de expresiones y así comunicarnos a través de estas.

El documental nos da un ejemplo muy claro de la importancia de las expresiones faciales en la vida de cualquier individuo; una pequeña que nació con el Síndrome de Mobius:

“El síndrome de Moebius es un desorden raro caracterizado por parálisis facial por vida. La gente con el síndrome de Moebius no puede sonreír o fruncir, y no puede mover a menudo sus ojos de lado a lado. En algunos casos, el síndrome también se asocia con problemas físicos de otras partes del cuerpo.
El síndrome de Moebius es extremadamente raro. Dos nervios importantes-los sextos y séptimos nervios craneales-no se desarrollan completamente, causando parálisis facial y del músculo del ojo. Los movimientos de la cara, el fruncir, los movimientos laterales del ojo, y las expresiones faciales son controlados por estos nervios. Muchos de los otros doce nervios craneales se pueden afectar, incluyendo tercero, quinto, octavos, noveno, onceavo, y el doceavo”. (
http://www.editum.org/El-Sindrome-De-Mobius-Una-Afeccion-Poco-Comun-p-968.html).

Al no poder dibujar una sonrisa en su rostro, la pequeña, no solo encontraba grandes dificultades para hacer amigos, sino rechazo por parte de sus compañeros de escuela. Por lo general, cuando gesticulamos una sonrisa, la persona que está enfrente de nosotros responderá, casi inmediatamente, con una sonrisa también, de lo contrario “algo está mal” en el proceso de socialización. Una sonrisa genuina  no solo nos hace bien a nosotros mismos, sino a los demás. La sonrisa cumple una función social.

El Dr. John Gottman—uno de los investigadores más reconocidos en los temas de noviazgo, relaciones y matrimonio—asegura que muchas veces los problemas en el matrimonio se acrecientan más por las expresiones mostradas, que por palabras pronunciadas en una discusión. El rostro envía las señales de cómo sentimos y Las expresiones evocan las mismas emociones que sentimos en las personas con las que socializamos.

En las últimas semanas he hablado de cómo una correcta interpretación de las emociones, a través del rostro, nos  ofrece la oportunidad de mejorar la calidad de nuestra comunicación en el trabajo, en la casa, en la escuela, con los amigos y hasta con desconocidos. Creo que este documental explica sobresalientemente la importancia de reconocer las emociones en los rostros de las personas.

¿Por qué dos peatones que chochan de frente por ir distraídos no se comportan igual que dos conductores, que al cerrarle el camino involuntariamente uno al otro, entran en una persecución, intercambio de groserías o hasta más? Porque los peatones si pueden intercambiar expresiones de disculpa.

José Manuel Guevara S.

Twitter: jmguevaras

Fuentes consultadas.

BBC. PQ LA CARA HUMANA. Volumen I, 2000.

Temas Relacionados:

Qué dice una sonrisa: Comunicación no verbal (CNV).

Vivímos desconectados de la sociedad

Anuncios

2 thoughts on “44 músculos y más de 7 mil expresiones al servicio de una comunicación efectiva.

  1. Recibe un cordial saludo, José Manuel:
    Es sumamente interesante para mí, el ver cómo el estudio de la comunicación no verbal y del lenguaje corporal, al través de tu blog pueda ser analizado desde aristas impensables; me agrada -en mucho- la posibilidad de estudiar precisamente toda la riqueza semiótica y semiológica a partir del lenguaje corporal y en este caso, toda la riqueza del conocimiento de un código corpóreo (que a la vez, lo asumo como semiológico) en especial: el de los gestos.
    Buena recomendación del documental; lo buscaré para verlo y disfrutar de él con sumo detenimiento.
    Para finalizar, te felicito por hacer de tu blog, un blog que para mi gusto, se vuelve esencial en el estudio del comportamiento del ser humano hacia todas sus vertientes.
    Saludos desde Orizaba, Veracruz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s