10 consideraciones sobre nuestras emociones.

1. “Las emociones determinan nuestra calidad de vida” (Ekman.)

Si bien, las emociones vienen y van, los seres humanos estamos en contacto con estas—prácticamente—en todo momento; al despertar, al desayunar, al manejar hacia el trabajo, en el trabajo, con compañeros, colegas, amigos, al regresar a casa, al platicar sobre tu día, al ver la televisión y antes de dormir.

“Las personas qué no pueden poner cierto orden en su vida emocional libran batallas interiores qué sabotean su capacidad de concentrarse en el trabajo y pensar con claridad” (Goleman).

2. Algunos científicos aseguran que siempre hay una emoción presente en nuestro sistema. Sin embargo, hay emociones que son tan ligeras—prácticamente imperceptibles—que no interfieren en nuestros actos.

3. “Las emociones han evolucionado para prepararnos y hacer frente, rápidamente, a los acontecimientos vitales de nuestras vidas”(Ekman, 2007, pp. 19).

Basta con recordar alguna ocasión en la que hemos estado tranquilamente al volante y de repente aparece un coche de “la nada” y nos pasa tan cerca, que pensamos que nos va a chocar. Nuestra mente quizá estaba enfocada en la plática con un amigo que iba como copiloto, o quizá íbamos escuchando un buen programa de radio. En un instante, antes de poder pensar o hacer conciencia sobre el asunto, ya estamos consientes del peligro y el miedo a empezado—en menos de un segundo—a invadir nuestro cuerpo.

“Sin elegir conscientemente hacerlo, automáticamente giras el volante para evitar e el otro conductor, golpeando el freno con el pie… Esta respuesta se produce porque en el transcurso de nuestra evolución ha sido útil para  otros seber cuando sentir el peligro, y también ha sido útil para estar preparado para correr cuando se tiene miedo. ” (Ekman, 2007, pp. 20).

4. En cámara lenta. En la situación descrita en el número tres, nuestra respuesta (física y fisiológica) sería la siguiente:

Una expresión de miedo aparece rápidamnete en nuestro rostro.

Nuestros ojos se preparan para identificar cualquier amenaza, por esta razón ambos, se hacen grandes, las  cejas van arqueadas, acercándose por el centro, mientras los labios se estiran con dirección a las orejas.

A nivel fisiológico; la sangre viaje a los “músculos esqueléticos grandes”, como lo son las piernas, respuesta que prepara nuestra huida. El rostro pierde su color debido a que la sangre ha dejado de circular por él y nuestro corazón late rápidamente.

5. Cuando una emoción es tan fuerte, e inicia tan abruptamente, como en el ejemplo del coche, nuestra memoria sobre el incidente será muy precisa.

Hace ya muchos años, mi familia y yo regresábamos de unas vacaciones en  Acapulco. Mi madre iba al volante, súbitamente perdió el control de la camioneta y esta empezó a hacer “un trompo”. Los segundos se hicieron eternos y sin saber aún que pasaba, recuerdo haber escuchado gritar a mi hermana algo como:

-No mama, no. Ella asegura no recordar haber gritado y yo no recuerdo, al pie de la letra, sus palabras.

6. Las emociones envían señales que puedes ser interpretadas mediante el estudio del lenguaje corporal: cambios en expresiones, en nuestro rostro (color), en la voz o en la postura. Los humanos no elegimos enviar estas señales, simplemente sucede.

7. En ciertas ocasiones, cuando reaccionamos de forma inadecuada, nuestras emociones nos meten en problemas:

“Podemos sentir y mostrar la emoción correcta, pero con la intensidad equivocada, por ejemplo, la preocupación estaba justificada, pero perdemos los estribos y nos aterrarnos. O podemos sentir la emoción apropiada, pero la mostramos de manera incorrecta, por ejemplo, nuestra ira estaba justificada, pero recurrir a la ley del hielo era contraproducente e infantil…más difícil de cambiar y peor que los dos primeros. Y no es que nuestra reacción sea demasiado intensa, ni que nuestra manera de expresarlo sea incorrecta, sino que estamos sintiendo una emoción injustificada. El problema es que tenemos demasiado miedo, o que lo mostramos de una forma incorrecta; el problema es, cuando más adelante nos percatamos de que no había porque tener es miedo.”(Ekman, 2007, pp. 17).

El reto/solución a este problema lo lanzo Aristóteles hace miles de años:

“Cualquiera puede enfadarse, eso es algo muy sencillo. Pero enfadarse con la persona adecuada, en el grado exacto, en el momento oportuno, con el propósito justo y del modo correcto, eso, ciertamente, no resulta tan sencillo” (Aristóteles, Ética a Nicómano).

8. Existen disparadores (triggers) emocionales universales. Situaciones, hechos, circunstancias y elementos, entre otros, que evocan la misma emoción en—prácticamente—todos los individuos. Un ejemplo puede ser la muerte de un ser amado.

9. También existen disparadores (triggers) emocionales que no todos compartimos. Estos están influenciados por el contexto, por la cultura e incluso–a menos de eso esta convencido el Dr. Paul Ekman–por nuestros ancestros.

“mi esposa tiene miedo de los ratones, y a mi no me asustan en absoluto. Me molesta cuando el servicio en un restaurante es lento, y ella no le importa” (Ekman, 2007, pp. 23).

10- Existen nueve rutas para acceder o encender nuestras emociones:

“The most common one is the trough the operation of the autoappraisers, the automatic-appraising mechanisms. A second path begins in reflective appraisal that then clicks on the autoapraisers. Memory of the past emotional experienced is a third path, and imagination is a fourth. Talking about a past emotional event is a fifth path. Empathy is the six path. Other instructing  us about what to be emotional about is the seven path. Violation of a social norms is an eight path. Last is voluntarily assuming the appearance of emotion” (Ekman, 2007, pp. 37).

José Manuel Guevara S.

Twitter: jmguevaras.

Fuentes consultadas:

Ekman, Paul. Emotions Revealed. Ed Holt. New York 2007.

Interactive training by DR. Paul Ekman. METT FACE TRAINING.

Goleman, Daniel. La Inteligencia Social. Editorial Planeta 2006.

Anuncios

2 thoughts on “10 consideraciones sobre nuestras emociones.

  1. Hola
    He venido leyendo un par de artículos de esta web y me han gustado mucho por la claridad y brevedad con la que abordan los temas.
    Refiriéndome a este en particular, me gustaría pedirles si fuera posible adosaran una traducción en español del último párrafo.
    Saludos, gracias!

    1. Ramón, muchas gracias por tu tiempo y comentario,

      Claro que sí, sería:

      “La ruta más común que dispara nuestra emociones son nuestros “evaluadores automáticos” (eregidos por la selección natural para nuestra supervivencia). El segundo los evaluadores de reflejo (no se activan inconscientemente como los primeros). Memoria sobre un evento pasado emocional es el tercero y el cuarto es recordarlo. Hablar sobre un evento emocional es el quint. La empatía el sexto. La influencia de otros sobre qué nos tornamos emocionales (persuación, manipulación, etc.). Ser testigo del rompimiento de de una regla social es el octavo. Y el noveno es asumir voluntariamente la aparición de una emoción”.

      “The most common one is the trough the operation of the autoappraisers, the automatic-appraising mechanisms. A second path begins in reflective appraisal that then clicks on the autoapraisers. Memory of the past emotional experienced is a third path, and imagination is a fourth. Talking about a past emotional event is a fifth path. Empathy is the six path. Other instructing us about what to be emotional about is the seven path. Violation of a social norms is an eight path. Last is voluntarily assuming the appearance of emotion” (Ekman, 2007, pp. 37)”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s