La importancia del lenguaje corporal en la Política.

“Algunos observadores políticos afirman que en el famoso debate televisivo entre Kennedy y Nixon en el año de 1960, el contraste entre la obvia vitalidad de Kennedy y el cansancio de Nixon (sumado a su poco expresividad habitual) tuvo más importancia que todo lo que dijeron (Davis, F. 57).

Es a raíz de este debate que los políticos empezaron a darle una verdadera importancia a la Comunicación no verbal (CNV). Hoy en día la imagen de un político es fundamental para su éxito.  El 93% de lo que comunicamos los seres humanos es mediante la CNV, el cuerpo, la distancia, el rostro, sus expresiones y el tono de la voz. Sin embargo y por lo general, optamos por poner más atención a las palabras.

 En la política la CNV es de gran importancia: “El mensaje que se trasmite por el aspecto personal no se refiere sólo a la persona en sí sino también a lo que esté diciendo. Un acalorado discurso político pronunciado por un hombre de mirada apagada, de rostro de rasgos caídos y de posición corporal descuidada, no resulta atractivo. El orador nos indica con su aspecto que no tenemos necesidad de prestarle atención…” (Davis, F. 57). Y también es una importante forma de demostrar poder. A continuación unos ejemplos:
 

En el año 2003 Tony Blair fue anfitrión del Presidente estadounidense George W. Bush. En el encuentro se esperaba que Blair se mostrara más territorial que Bush, a fin de cuentas estaban en Reino Unido.  Después de saludarse y posar por algunos segundos para los medios de comunicación, ambos acompañados por sus respectivas esposas, dan la media vuelta, dejan entrar primero a las señoras al lugar de reunión e inmediatamente después; Bush cede el paso a Blair, pone su mano izquierda sobre la espalda alta del ex Primer Ministro y le da tres “palmaditas” como diciendo;

-Buen chico.  “Estas sutiles pistas nos demuestran quien es el mandamás”. Una palmadita en la espalda es una muestra de poder.

Un momento fundamental para demostrar el poder en un encuentro político se da en la “foto del recuerdo”, cuando ambos líderes posan frente a los medios de comunicación dándose la mano. Un líder que sabe manejar la CNV siempre procura que su invitado, contraparte, homólogo o hasta aliado quede a su izquierda, tal y como lo vemos en la siguiente imagen:

Al hacer esto, Clinton, aseguraba que su mano apareciera por delante y dominando la de su invitado ante todos los medios de comunicación, una clara demostración de poder.

En el año 2000, durante las negociaciones de paz en Campo David, Yasser Arafat y Ehud Barak protagonizaron una escena que muchos calificaron de chusca, pero que en realidad nos demostró lo importante que son estos detalles y las demostraciones de poder en la política:

Bill Clinton y los dos líderes de Medio Oriente caminaban juntos, al llegar a una puerta, Clinton como buen anfitrión quiere dejarlos pasar primero por el acceso, pero ninguno de los dos (Arafat y Barak) acepta. Ambos ceden el paso al Presidente estadounidense que no duda en ingresar. Inmediatamente después Arafat y Barak tienen un ligero forcejeo por ver quién entra al final. En Medio Oriente el ceder el paso a las personas y entrar al final de un acceso está relacionado directamente con un status de poder. Ninguno de los líderes está dispuesto a verse disminuido en su posición de ante el otro.

Cada vez son más los políticos que ponen atención en la CNV y cuando se da un encuentro entre dos líderes que dan importancia a estas demostraciones de poder inicia una especie de batalla. En la siguiente imagen, Vladimir Putin ha ganado la posición para estrechar la mano  de diferentes mandatarios (él es el anfitrión de la cumbre). Cuando llega George W. Bush se percata de la posición de Putin. Justo un segundo después de empezar a estrechar su mano, el Presidente estadounidense postra su mano izquierda sobre el hombro del líder ruso con la firme intensión de equilibrar la balanza.

En la conferencia de Yalta, mientras los Estados Unidos y la Unión Soviética se repartían el pastel como grandes vencedores de la Segunda Guerra Mundial, el Reino Unido se quedaba casi con las manos vacías. Winston  Churchill es reconocido por la historia como un gran líder, político, negociador y diplomático, sin embargo en Yalta Churchill se sentía vulnerable. En la siguiente imagen podemos ver al ex Primer Ministro del Reino Unido cubriendo sus partes intimas con un sombrero, un gesto que nos habla de esa vulnerabilidad que sentía el británico en ese momento. Esta imagen y explicación es, por cierto, utilizada en una capítulo de la serie Lie to me

El lenguaje  corporal de un político puede traicionarlo cuando este está bajo presión. El 13 de noviembre de 1973 el Presidente Richard Nixon se reunió con los periodistas más importantes de su país. El caso Watergate estaba en pleno apogeo y el ex mandatario estadounidense fue seriamente cuestionado por los medios de comunicación. En toda la conferencia de prensa Nixon mostro un lenguaje no verbal a la defensiva, se le podía ver aferrado al pulpito, distante y con posiciones muy cerradas. En la siguiente imagen podemos ver un clásico manipulador.

Después de escuchar la pregunta, Nixon lleva ambos brazos por detrás de su cuerpo y empieza a tocarse la muñeca derecha con su mano izquierda. El tocarnos a nosotros mismos, en el rostro, en el brazo, el cuello o en este caso, en la muñeca, es considerado un manipulador, un típico indicio de engaño (Nos están mintiendo o nos están ocultando algo).

Otro típico indicio de engaño es el distanciamiento, este puede ser verbal o no verbal. Verbalmente este se puede apreciar cuando “se valora la situación a distancia, sin implicaciones personales. Suele hablarse en tercera persona: <<eso puede pasarle a cualquiera>>, <<son cosas de la vida>>, <<esa cuestión es muy vieja>>, <<puede haberlo hecho cualquiera>> (Martínez 48).  No verbalmente se puede apreciar cuando el cuerpo de una persona se aleja de sus interlocutores.

Nixon está pegado al pulpito, casi pegado al micrófono, el asegura:

-“No soy un sinvergüenza, yo me he ganado todo lo que tengo. No soy un sinvergüenza”. Inmediatamente después de la afirmación el ex Presidente da un paso hacia atrás alejándose del púlpito y cruza lo brazos (una posición cerrada). Nixon no cree en las palabras que acaba de pronunciar.

Solo un bajo porcentaje de lo que comunicamos los humanos es mediante las palabras, sin embargo solemos darle mucha mayor importancia a estas en comparación con la comunicación no verbal. Es la CNV la que nos puede decir realmente con quien estamos tratando, cuáles son sus verdaderas intensiones, sentimientos, ideas y emociones.

“Cuando los ojos dicen una cosa, y la lengua otra, el hombre con experiencia confía en el lenguaje de los primeros.” Ralph Waldo Emerson.

Lo importante entonces es saber que buscar.

Vea: La Carrera Presidencial sin discursos: análisis de los aspirantes a la Presidencia de México en el 2012

José Manuel Guevara S.

Fuentes:

Documental: Los secretos del lenguaje corporal. The History Channel.

Davis, Flora; La comunicación no verbal. Ed Alianza.

Rulicki Sergio; CNV Comunicación No Verbal. Ed Granica.

David Livingstone; ¿Por qué mentimos? New England Univerity.

Nierenberg, Gerard. How to read a person like a book. Simon & Schuster INC.

Trapassi Leonarda; Los recursos de la mentira. Ed Anthropos. España 2008

Martínez Selva José María. La psicología de la mentira. Paidos 2005.

Locke John. Ensayo sobre el Entendimiento Humano. Tomo I Y II GERNIKA 2000.

Goleman, Daniel. La Inteligencia Social. Editorial Planeta 2006.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s