El ser humano: ¿bueno o malo por naturaleza?

Determinar si el hombre es bueno o malo por naturaleza representa  uno de los debates más longevos, polémicos e interesantes de la historia.

En el siglo XVII  el filósofo ingles, Thomas Hobbes, aseguró que;

  • El hombre es malo por naturaleza” y “que la vida en nuestro estado natural, ausente de cualquier gobierno fuerte, es “desagradable, brutal y breve”, una guerra de todos contra todos”.

Uno de los primeros pensadores que se animaron a refutar las ideas de Hobbes, fue el también ingles John Locke;

  • “El hombre es bueno, es la sociedad quien lo ha corrompido”.

En este post y basándome en “La Inteligencia Social” de Daniel Goleman, quiero abonar algunos argumentos a la postura de Locke:

Empatía es un término muy joven y apenas en 1989 la palabra Einfüblung fue traducida por primera vez al ingles (y de ahí al español). La traducción literal es “sentir dentro”. Es decir, que empatía es la capacidad que tenemos para “ponernos en los zapatos de alguien” emocionalmente:

“En la psicología de hoy en día, la palabra “empatía” es utilizada con tres sentidos diferentes: conocer los sentimientos de otra persona, sentir lo que esa persona siente y responde compasivamente a la aflicción de otro. Estas tres variantes de empatía parecen describir una secuencia 1-2-3: te veo, siento contigo y entonces actúo para ayudarte” (Goleman 88).

La empatía es entonces una característica del ser humano (no es exclusiva de nuestra especie) que debe ser tomada en cuenta para este debate. Por lo general la desarrollamos desde pequeños, cuando un niño le pregunta a su madre:

-¿Por qué llora ese niño?; eso es empatía.

“Virtualmente desde el nacimiento, cuando los bebes ven u oyen a otro bebé llorando angustiado, comienzan a llorar, como si ellos también estuvieran angustiados. Pero rara vez lloran cuando oyen una grabación de su propio llanto. Después de los catorce meses de edad, los bebes no sólo lloran cuando oyen llorar a otro, sino que tratan, de alguna manera, de aliviar el sufrimiento del otro” (Goleman 84)

Sin embargo y por diferentes razones, hay infantes a los que les cuesta más trabajo generar esta cualidad, depende en gran medida del entorno en el que se desarrollen; si vives cerca de la violencia seguramente tu capacidad de empatía será menor, pero esto se debe a otra ley natural del ser humano; “nos adaptamos para sobrevivir”; en un barrio rudo, hay que ser rudo (Mentes criminales. La falta de empatía un cáncer en la sociedad).

Desde mi punto de vista, lo anterior sugiere que la naturaleza nos provee de una capacidad para preocuparnos y no lastimar a los demás; son las circunstancias de la vida, y de la sociedad, las que determinan nuestra capacidad de violencia hacia los otros.  

De hecho y para concluir, el propio Goleman aporta un ejemplo para demostrar como Hobbes reconocía la capacidad de empatía en los seres humanos:

“Un día, caminando por las calles de Londres se encontró con un viejo que pedía limosna. Hobbes, conmovido, inmediatamente le dio una limosna generosa.Cuando un amigo le preguntó si habría hecho lo mismo de no haber una máxima religiosa o principio filosófico sobre ayudar a los necesitados, Hobbes respondió que sí. Su explicación: sintió dolor cuando vio la aflicción del hombre, y así como darle la limosna al hombre aliviaría en parte su sufrimiento, “también me alivia a mi” (Goleman 90).

José Manuel Guevara S.

Fuentes:

Goleman, Daniel. La Inteligencia Social. Editorial Planeta 2006.

Anuncios

11 thoughts on “El ser humano: ¿bueno o malo por naturaleza?

  1. Pienso que el hombre es sensible por naturaleza. Acaricia esa sensibilidad y tendremos a una persona buena e inocente. Hiere esa sensibilidad (con cualquier forma de rechazo) y su fustración tenderá a convertirla en independiente y astuta hasta poder llegar al punto de ver con buenos ojos perjudicar a otros en beneficio propio… pero entiendo que el origen de todo mal es una sensibilidad herida, y un bebé o cualquier persona de corta edad es tremendamente sensible y los adultos suelen estar muy castigados para tratar con sensibilidad esa sensibilidad….

    Como entiendo que la sensibilidad es buena a pesar del peligro que trae herirla, y como entiendo que todo ser humano es sensible, concluyo que el ser humano es bueno por naturaleza dado que es sensible, tratando de ser y mostrarse insensible según van cayendo los palos, los rechazos, obteniendo datos que indican que no puede depender de los demás para ser feliz…

    1. Carlos:

      Te pido una disculpa por responder hasta hoy, son fechas complicadas.

      Es muy intereante lo que planteas y creo que le añade mucho al post.

      Muchas gracias por tu tiempo y tu comentario.

      Feliz Año

  2. jaja!!… nada de disculpas. Nos sobra poco tiempo y las prisas no son buenas…

    Feliz año para tí también, y que el año que viene seamos capaces de responder a estas preguntas con mayor precisión…

    1. Carlos:

      Cuando escribia un nuevo post recorde mucho la opinón que dejaste en este blog. Como tu, creo que el hombre es bueno por naturaleza y que es la sociedad (o esa falta de sensibilidad) muchas veces por el desconocimiento, la ignorancia, el miedo o la ansiedad son las que nublan nuestra capacidad de empatía, te dejo con esta cita, que tengas un feliz año.

      “Una vaga sensación de ansiedad, un poco de miedo, o la mera incomodidad al no conocer los signos culturales de Ellos puede ser suficiente para dar comienzo a la tergiversación de una categoría cognitiva”… A medida que se acumulan estos incidentes, la aprehensión se vuelve antipatía, y la antipatía mutua en antagonismo. La furia alimenta al prejuicio incluso en aquellos cuyos preconceptos son leves… La furia y el miedo, ambos controlados por la amígdala, amplifican la destructividad de una desconfianza naciente. Cuando se ve abrumada por estas fuertes emociones, el área prefrontal queda incapacitada, puesto que el camino bajo controla al alto. Esto sabotea la capacidad de pensar con claridad, y por lo tanto impide una respuesta correctiva a la pregunta esencial, ¿posee verdaderamente todas esas características negativas que le atribuyo a Ellos?” (Goleman, 426, La Inteligencia Social)

      Un saludo.

  3. La verdad es que no está carente de dificultad la línea de pensamiento que pretendemos seguir, pues en sociedad existen las suficientes injusticias, crueldades, inhumanidad, etc, como para que nuestro intelecto sienta repugnancia, enfado, rabia, ira, tristeza, desprecio, etc, y mientras tanto estas ideas y planteamientos donde no encontramos movitos para pensar que el ser humano sea malo por naturaleza y si bueno, nos invitan a tener paciencia con esas injusticias, crueldades, inhumanidades por lo que hay 2 tendencias que se mezclan, no siempre tranquilamente, por conquistar nuestra consciencia, lo que demuestra que no tenemos perfectamente claro el orden de las cosas, lo que es lo mismo que decir que un grado de ignorancia manejamos y que a pesar de nuestras buenas intenciones nuestra propia ignorancia es difícil de iluminar…

    A su vez este pensamiento es útil pues ayuda a ser comprensivo y humilde hacia la ignorancia siendo que la suma de la ignorancia propia y ajena es la que permite la existencia de injusticas, crueldades, inhumanidades… En mi caso pensar en estas cosas es un ir y venir que me hace tener diferentes sensaciones, unas agradables, otras menos agradables, pero ese ir y venir poco a poco me va haciendo ser más paciente hacia mi ignorancia y hacia la de los demás, incluso tengo la sensación de que mi ignorancia tiene alguna utilidad pues observándola parece que algo empiezo a entender, pero todavía tengo que ir y venir por más tiempo..

    1. Carlos:

      Todos somos ignorante, de eso no hay duda alguna. José Ingenieros decia que la vida:

      “Vivir es aprender, para ignorar menos; es amar, para vincularnos a una parte mayor de la humanidad; es admirar, para compartir las excelencias de la naturaleza y de los hombres…Muchos nacen; Pocos viven”.

      Disfrute mucho tu comentario, muchas gracias por tu tiempo.

      Un saludo.

    1. Carlos:

      Muchas gracias por tu tiempo. En verdad pienso que para hacer un cambio en la sociedad es necesario que todos pongamos nuestro granito de arena. La empatía es un antónimo de egoismo.

      Un saludo.

  4. Lo malo es que para tener empatía.. para tener buena intención para con los demás has de conseguir ver a estos con buenos ojos y dada la historia pasada y las circunstancias actuales es fácil despreciar y odiar en general por todas las ofensas, abusos, críticas, desprecios, burlas y crueldades sufridas y vividas.. Es lo que tiene un mundo competitivo..

    Hasta que no seamos capaces de comprender porqué los demás nos joden y mientras de esa comprensión no se desprenda que la primera causa de todo es algo bueno, como pudiera ser el amor, no tendremos la empatía necesaria para mejorar las cosas… Hasta que no sepamos el cómo y el porqué el amor se transforma en odio…

  5. Gracias

    *** Mucha gente sólo ayuda en casos extremos (SOS, auxilio) ***

    Es la sociedad occidental del siglo XXI creo que se puede decir que, de normal, muchas personas no suelen ayudar a otras que se lo piden, especialmente si son desconocidos (si son conocidos, creo que el porcentaje de buenos samaritanos aumenta si se trata de amigos, personas con las que se tiene un buen trato o afinidad, o son de la familia -aunque hay quien odia a ciertos familiares a los que no ayudaría porque no quiere ni ver-). Esto se nota p.e. en las calles donde hay gente sentada en el suelo pidiendo para comer (muchos no echan dinero, posiblemente por pensar que tal vez el dinero acabe en manos de una mafia -poder de la televisión, etc.-). Más se nota esto cuando uno hace autostop en carreteras con mucho tráfico: es normal que sólo pare uno de cada cientos o miles de coches que pasan (está claro que los vehículos de motor y la celeridad empeora las opciones de colaboración, tal vez sacando la vena egoísta o tapando la actitud solidaria -es difícil ayudar cuando hay prisa a alguien que no se conoce y sólo se ve un par de segundos; por suerte en las poco transitadas carreteras de bellas regiones de montaña donde hay gente que va a pasar su tiempo libre muchos conductores cogen a los que hacen dedo-).

    Eso sí, si al mendigo se le cae un tiesto de un balcón sobre la pierna y empieza a gritar de dolor, posiblemente muchos de los que pudieran pasar por ahí en ese momento pararían intentando calmarlo, llamarían por teléfono al 112 de emergencias, etc. Del mismo modo, si empieza a llover y una moto pierde el control golpeando al autoestopista posiblemente muchos de los automovilistas que vean el suceso paren y ofrezcan su ayuda ante la situación excepcional.

    Vamos, que mucha gente sólo presta su colaboración en situaciones límite, cuando más que de ayuda se puede hablar de auxilio (¡socorro!, SOS).

    Sobre si la gente es buena o mala por naturaleza: http://educacion-enrique.blogspot.com.es/2012/03/el-ser-humano-ni-bueno-ni-malo-por.html

    ———–
    Se puede participar libremente en el debate, sin necesidad de registro, en http://mozillaes.org/foros/viewtopic.php?f=11&t=46024

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s